Sistemas de Energía usados en el baloncesto

Tres sistemas de energía, comúnmente conocidos como vías metabólicas, son responsables de las reacciones químicas dentro de las células y tejidos durante el ejercicio y el deporte. Estos sistemas de energía incluyen la fosfágeno, glucolítica y las vías oxidativas. Para un jugador de baloncesto, los tres sistemas de energía son esenciales durante la competición. Entender todos los sistemas de energía y cómo trabajan juntos es importante para el entrenamiento de baloncesto y el rendimiento general en la cancha.

Quiebre

Las vías fosfágenas y glucolíticas son consideradas "anaeróbicas", mientras que la vía oxidativa se considera "aeróbica". Durante un partido de baloncesto, alrededor del 85 por ciento de la energía del atleta viene del sistema fosfágeno, seguido de un 15 por ciento desde el sistema glucolítico y un pequeño porcentaje desde el sistema oxidativo. El sistema fosfágeno domina las jugadas de gran fuerza, mientras que el sistema glucolítico es responsable de las actividades de potencia moderada y el sistema oxidativo es responsable de las jugadas con baja potencia.

Fosfágeno

Para un partido de baloncesto que dura entre 10 y 30 segundos, el sistema utiliza fosfágeno de adenosina trifosfato, fosfocreatina para obtener energía. La ATP-CP proporciona ráfagas rápidas de energía inmediata. Las jugadas de muestra incluyen acelerar y correr de arriba hacia abajo de la cancha, cambiar de dirección, tomar rebotes, tiros en suspensión y jugar a la defensiva. Este sistema de energía requiere alrededor de 30 a 90 segundos de descanso para recuperarse por completo debido a la falta de oxígeno durante la entrega de energía.

Glucolítico

Las jugadas que duran entre 30 y 60 segundos requieren que el sistema glucolítico suministre la energía. Durante esta producción de energía, el cuerpo utiliza la glucólisis anaeróbica para liberar ATP y producir ácido láctico. La fuente de energía puede ser utilizada para actividades de intensidad moderada, pero requiere alrededor de 60 a 240 segundos para una recuperación completa. Los juegos de ejemplo que utilizan el sistema de energía glicolítica incluyen ataques rápidos, presión defensiva o jugadas ofensivas en toda la cancha.

Oxidativo

El sistema de energía oxidativo puede ser el sistema menos usado, pero es uno de los más importantes para el éxito en el baloncesto. El sistema oxidativo, o el sistema aeróbico, es esencial para la reproducción continua durante el curso de un juego completo. Mientras que los sistemas fosfágeno y glucolítico son la liberación de ATP y ácido láctico, los sistemas aeróbicos y oxidativos están reponiendo las reservas de energía que mejoran los tiempos de recuperación para los sistemas de energía.

Más galerías de fotos



Escrito por jeremy hoefs | Traducido por franco castro