Cómo trabaja el sistema esquelético con el muscular

Funciones

Trabajando en unidad, las articulaciones, los huesos y los músculos esqueléticos del cuerpo componen el sistema musculoesquelético. La función principal de estos componentes que trabajan sinérgicamente es crear movimiento. Otras funciones incluyen la estabilidad, la postura y la protección. Junto con las articulaciones (que actúan como puntos de apoyo), los huesos y lo músculos trabajan juntos para crear palancas en el cuerpo. Dependiendo de la ubicación de la carga en relación con la articulación o punto de apoyo, los músculos y huesos crean ya sea una ventaja mecánica o una desventaja cuando se levanta un objeto. Mientras más cerca esté la carga al punto de apoyo y más lejos del esfuerzo (el músculo), más fácil será levantar el objeto. En cambio, mientras más lejos esté la carga del punto de apoyo y más cerca del esfuerzo al punto de apoyo, más difícil será moverlo.

Unión

El punto de articulación, o el lugar donde los músculos y los huesos se conectan, se conoce como articulación. Los tendones son una forma de tejido conectivo que es continuo con la fibra muscular y realmente conecta al músculo con el hueso. Los músculos esqueléticos que producen el movimiento están unidos a dos huesos que se articulan, o se encuentran. Cuando en movimiento se lleva acabo en determinada articulación, sólo uno de los huesos articulados se moverá. El hueso estacionario se conoce como punto de origen para músculo esquelético. El hueso que se mueve se considera punto de inserción para el músculo.

Biología

Cuando un neurotransmisor, o mensaje, se envía para producir movimiento, la energía se libera en forma de trifosfato de adenosina (ATP), produciendo la contracción, o encogimiento, del músculo esquelético. Cuando el músculo específico se contrae, tira del hueso correspondiente en su punto de inserción. Esta contracción acorta la distancia del ángulo entre los huesos articulados, con la articulación actuando como el punto de apoyo. Al recibir la señal de relajarse, el músculo opuesto al que se contrae actuará para extender el hueso móvil de vuelta a su posición original.

Más galerías de fotos



Escrito por everett callaway | Traducido por mayra nava