¿Para qué sirve el ácido alfa lipoico?

El ácido lipoico, también conocido como ácido tióctico o ácido alfa lipoico, es una molécula que contiene azufre, el cual se sintetiza en el cuerpo de un ácido graso llamado ácido octanoico. El ácido lipoico es un antioxidante potente, capaz de eliminar los radicales libres perjudiciales de los tejidos. El Dr. Elson Haas, autor de "Staying Healthy with Nutrition" (Manteniéndote saludable con la nutrición), afirma que la estructura única del ácido lipoico le permite desempeñarse con eficacia como antioxidante, tanto en entornos acuosos como a base de grasa, haciendo que el ácido lipoico sea valioso dentro y fuera de las células.

Recicla otros antioxidantes

Según Haas, uno de los primeros beneficios atribuidos al ácido lipoico fue su capacidad para ayudar a prevenir el escorbuto. Posteriormente se demostró que ejerce este efecto ayudando a reciclar la vitamina C. Una revisión de 2005 en "Pharmacological Reports" se refiere al ácido lipoico como un "antioxidante de antioxidantes" debido a su capacidad de reciclar el glutatión, uno de los antioxidantes más potentes en tu tejidos.

Ayuda a las células a consumir energía

El ácido lipoico es un cofactor esencial para la formación de las enzimas mitocondriales que producen energía a partir de las grasas y los hidratos de carbono. Los mayores niveles de ácido lipoico en tus mitocondrias mejoran su eficiencia metabólica. Un estudio llevado a cabo en enero de 2011, publicado en la "American Journal of Medicine" sugiere que las altas dosis de ácido lipoico (1.800 mg al día) produjeron una reducción de peso del 2% entre las personas obesas, lo que demuestra un efecto pro-metabólico. El ácido lipoico no está aprobado en Estados Unidos para el tratamiento de la obesidad.

Revierte la neuropatía diabética

La neuropatía es una complicación importante de la diabetes. Se manifiesta por el entumecimiento, hormigueo o dolor en las extremidades, y contribuye a las úlceras diabéticas, degeneración de las articulaciones y amputaciones. La investigación indica que el daño oxidativo puede jugar un papel en el desarrollo de la neuropatía. De acuerdo con una revisión de 2004, publicada en “Treatments in Endocrinology”, el ácido lipoico ha demostrado la reversión de algunos déficits asociados con la neuropatía diabética. El ácido lipoico no está aprobado en Estados Unidos para el tratamiento de la diabetes o alguna de sus complicaciones.

Ralentiza la enfermedad de Alzheimer

El daño oxidativo y el agotamiento de la energía en las neuronas del cerebro son factores importantes en el desarrollo de la demencia de Alzheimer. Un estudio de 2007, publicado en el "Journal of Neural Transmission", sugirió que el ácido lipoico, en una dosis de 600 mg diarios, redujo la progresión de la enfermedad de Alzheimer. En algunos sujetos de prueba, el beneficio del ácido lipoico pareció ser más significativo que el conferido por los medicamentos recetados. El ácido lipoico no está aprobado en Estados Unidos para tratar o prevenir la enfermedad de Alzheimer.

Consideraciones

Debido a sus potentes propiedades antioxidantes y metabólicas, el ácido lipoico ha mostrado beneficios clínicos en los trastornos inflamatorios, exposición a sustancias tóxicas, enfermedades cardiovasculares, cuidado de la piel, control de peso, prevención de cataratas y otros problemas de salud. El ácido lipoico no está aprobado actualmente en Estados Unidos para tratar o prevenir cualquier condición médica, a pesar de que está incluido en una amplia gama de productos del cuidado de la piel. El ácido lipoico también está disponible como un suplemento dietético. Las dosis diarias de ácido lipoico en la mayoría de los estudios científicos han variado entre 100 y 600 mg. Si piensas que el ácido lipoico podría serte útil, consulta con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por gloria soto