Sintomatología del reflujo

La enfermedad por reflujo gastroesofágico, o GERD por sus siglas en inglés, describe un conjunto de síntomas físicos comúnmente agrupados en la categoría de "ardor de estómago". Se cree que la ERGE es causada por el reflujo, o flujo inverso, de ácido del estómago a través de un esfínter disfuncional hacia el esófago y la garganta. Los síntomas de reflujo pueden ser leves o debilitantes y con frecuencia se observan en personas que tienen sobrepeso, fuman, beben mucho alcohol o consumen demasiados alimentos con cafeína o cítricos. Unos pasos simples te ayudarán a manejar tus síntomas de salud y posiblemente a evitar que aumenten hasta convertirse en un problema más grave.

Los síntomas de la ERGE incluyen dolor abdominal, dolor en el pecho, dificultad para dormir, tos espontánea -especialmente por la noche o acostado- y un dolor de garganta o ronquera causada por el reflujo de ácido gástrico a través de las cuerdas vocales. Tu médico puede examinarte y ordenará una serie de pruebas para ayudar a determinar la causa de tus síntomas.

Es importante asegurarte de que tus síntomas se deben a la ERGE, y no a otra causa más grave como enfermedades del corazón. Una gastroscopia, también conocida como una endoscopia, le permite a tu médico observar directamente el esófago y el estómago para evaluar el grado de daño causado por el reflujo ácido. Este procedimiento se realiza bajo sedación ligera. Las biopsias pueden ser tomadas de la parte inferior del esófago para buscar cambios celulares premalignos. El tratamiento puede comenzar, lo que ayudará a controlar los síntomas.

Además de identificar y abordar los factores de riesgo, el médico puede ordenar medicamentos para controlar el reflujo. La familia de fármacos conocidos como inhibidores de la bomba de protones, o IBP, parece reducir la secreción de ácido gástrico y también ayuda a que el esfínter en el extremo inferior del esófago funcione de forma más completa para evitar el reflujo de ácido. Debes buscar ayuda y orientación de expertos para determinar la causa exacta de tus quejas e iniciar el tratamiento que te permitirá vivir más saludable y cómodamente.

Puedes controlar tus factores de riesgo, tratando de perder peso, beber menos alcohol, reducir el consumo diario de café y dejar de fumar. Consulta a tu médico para el diagnóstico y el tratamiento de tus síntomas.

Renuncia

El Dr. Hoffman no respalda ningún producto visto en este sitio web.

Más galerías de fotos



Escrito por gary h. hoffman m.d.
Traducido por antonella iannaccone