Síntomas y signos de una perra pug embarazada

Escrito por Sharon Dennis
Un pug atento.

Al igual que todos los perros, los pug presentan una variedad de signos y síntomas a lo largo del embarazo. Un embarazo normal dura 63 días aproximadamente. El embarazo se divide en tres etapas: inicial, intermedia y final. Cada una dura aproximadamente 20 días, e implica cambios evidentes en el comportamiento de la perra además de síntomas físicos.

Etapa inicial

Durante la etapa inicial del embarazo de un pug puedes notar cambios en su comportamiento. Algunas perras se vuelven más cariñosas y necesitan más atención, mientras que otras prefieren estar solas. Tu perra necesita más horas de sueño como resultado de los cambios hormonales. También puedes notar una disminución en su apetito. Un síntoma físico es el agrandamiento de los pezones, que se vuelven más blandos de lo normal. Un veterinario puede confirmar el embarazo de tu perra sintiendo los embriones implantados en la pared uterina. También puede confirmarlo con un análisis de sangre. La hormona relaxina está presente después de que los embriones se implantan en la pared uterina.

Etapa intermedia

No son muchos los signos y síntomas del embarazo durante la etapa intermedia y tampoco muy evidentes. El apetito de la perra vuelve y se incrementa. Su comportamiento vuelve a la normalidad y tiene más energía de la que tenía durante las primeras semanas del embarazo. Algunas perras tienen vientres más grandes durante esta etapa el cual se siente más duro de lo habitual. No todas las perras aumentan de tamaño durante la etapa intermedia. Sin embargo, es probable que el pug tenga el abdomen más grande debido a su tamaño pequeño. Mantente en contacto con el veterinario durante todo el proceso. Debido al gran tamaño de la cabeza del pug, esta puede requerir una cesárea para que los bebés nazcan. El veterinario puede determinar el número de cachorros mediante un ultrasonido.

Etapa final

Los signos y síntomas durante las últimas semanas del embarazo son mucho más evidentes. El apetito y el nivel de energía de la perra disminuyen otra vez. Ella orinará con más frecuencia debido a la presión en la vejiga. Los pezones y el abdomen son más grandes aún. El tamaño del abdomen dependerá del número de cachorros. El tamaño promedio de una camada de pug es de tres a cuatro cachorros. Puedes notar que sale un poco de leche de sus pezones. El signo más emocionante y final del embarazo es el movimiento de los cachorros. Podrás sentir este movimiento durante las últimas dos semanas del embarazo y más cuando tu perra haya hecho algo de ejercicio, como ir a dar un paseo.