Síntomas de tumor renal

Un tumor del riñón es una masa de células anormales que se forma dentro de los tejidos del riñón. Los riñones se localizan uno a cada lado del cuerpo. Los tumores renales pueden ser cancerosos o no cancerosos. Los tumores pequeños pueden no provocar ningún síntoma el principio. Los tumores benignos y cancerosos renales en crecimiento, sin embargo, eventualmente conducen a síntomas que se deben discutir con un médico.

Sangre en la orina

Si tienes un tumor renal, tienes la probabilidad de excretar pequeñas cantidades de sangre en tu orina. La sangre en la orina, un síntoma llamado hematuria, puede provocar que tu orina luzca café o del color del óxido. Si notas sangre en tu orina, contacta a tu médico tan pronto como sea posible. Este síntoma es común en personas con cáncer del riñón, pero la sangre en la orina también puede indicar un problema médico diferente, como una infección.

Dolor de espalda o lateral

Si tienes un tumor renal, podrías experimentar un dolor de suave a severo en tu espalda, inmediatamente por encima del sitio del riñón afectado, o a un costado. El dolor es probablemente constante, haciendo incómodo el movimiento normal. Puedes sentir molestia o dolores agudos. El dolor de espalda y costado puede expandirse hacia la región abdominal. Si esto ocurre, podría conducir a síntomas adicionales como náusea o molestia estomacal. Las personas con cáncer renal tienen mayor probabilidad de experimentar estreñimiento.

Bulto o masa

El tumor en el riñón eventualmente puede ser lo suficientemente grande como para sentirlo como un bulto. Tu médico quizás pueda sentir un bulto elevado cuando presiona tu costado o espalda baja. Una masa o bulto en el riñón puede ser sensible al tacto y probablemente incrementará más de tamaño conforme el tumor crezca.

Fatiga o pérdida de peso

Un tumor renal puede provocar que estés cansado. Podrías descubrir que no tienes energía para participar en tus actividades usuales o que requieres siestas frecuentes a lo largo del día para permanecer activo. Una pérdida de peso sin intención es otro síntoma de un tumor del riñón canceroso. Podrías descubrir que los síntomas de dolor de la espalda baja y la náusea afectan de forma negativa tu apetito normal, lo que conduce a un consumo alimenticio menor. Algunas personas con tumores renales también experimentan fiebre persistente junto con estos síntomas, lo que puede conducir a una sensación general de malestar.

Otros cambios

Una mujer con un tumor renal puede notar un crecimiento del vello excesivo, llamado hirsutismo, en la cara y cuerpo. Un hombre puede experimentar inflamación de las venas de uno de los testículos. La piel puede verse pálida, lo que se llama palidez. También se ha descrito una percepción de la disminución de la calidad visual tanto en hombres como mujeres con tumores renales.

Más galerías de fotos



Escrito por rae uddin | Traducido por laura de alba