Los síntomas de los niveles bajos de DHEA

La dehidroepiandrosterona, DHEA, son los esteroides más frecuente en el cuerpo. Desempeñan un papel importante en la inmunidad, la curación y el crecimiento. Como una prohormona, la DHEA aumenta las hormonas más básicas, tales como la testosterona, progesterona y estrógeno. La patología y la edad pueden reducir los niveles de DHEA que circula. Estos niveles bajos pueden causar síndromes de deficiencia que producen síntomas claros. Los suplementos nutricionales pueden aumentar la DHEA, pero la gente debe utilizar estos sólo después de consultar a un médico.

Ansiedad

Las personas que cuidan a los enfermos crónicos a menudo muestran el cortisol elevado y ansiedad como resultado de la situación estresante. Cortisol y DHEA típicamente tienen una relación inversa, por lo que estos cuidadores pueden tener bajos niveles de DHEA. Un estudio realizado por C.M. Jeckel y colaboradores publicado en el volumen de 2010 de Neuroimmunomodulation prueba esta hipótesis en personas sanas que cuidan a los pacientes de Alzheimer. Para este informe, los autores midieron el sulfato de dehidroepiandrosterona, un metabolito de DHEA que proporciona un marcador fiable para el esteroide endógeno. Los resultados mostraron que los cuidadores tenían altas puntuaciones de ansiedad y niveles bajos de sulfato de dehidroepiandrosterona. También tenían proliferación elevada de células T, lo que sugiere que su sistema inmune era hiperactivo.

Depresión

Las glándulas suprarrenales producen la mayor parte de la DHEA circulante en el cuerpo. Sin embargo, las células del cerebro pueden sintetizar la prohormona. Estos datos sugieren que la DHEA puede afectar directamente a la cognición y la emoción. Un informe de E.A. Jankowska y compañeros de trabajo presentado en la edición de septiembre de 2010 de European Heart Journal analizaron los niveles de DHEA en hombres con insuficiencia cardiaca. Tales hombres permanecen en riesgo de depresión y mortalidad. Los datos indicaron que también tenían niveles bajos de DHEA. De hecho, los niveles de DHEA y las puntuaciones de depresión estaban directamente correlacionados. Los hombres con los niveles bajos de DHEA mostraron la mayor depresión. Estos hombres también eran más propensos a tener un peor pronóstico.

Problemas del corazón

La presencia de enfermedad cardiovascular también puede indicar baja DHEA. Una encuesta realizada por H.A. Feldman y sus colegas publicada el 1 de enero de la edición de 2001 del American Journal of Epidemiology evaluó la relación entre la enfermedad cardiaca y el nivel de DHEA. Los investigadores siguieron a los hombres sanos por más de nueve años y se tomaron los datos físicos y sociales, antes y después del período de prueba. Los datos mostraron que los hombres con los niveles más bajos de DHEA eran más propensos a desarrollar enfermedad cardiaca durante el estudio. Curiosamente, ningún otro factor demográfico contribuyó a los resultados. Este último hallazgo demuestra que la DHEA, o una variable estrechamente relacionada, tiene un papel único en la salud humana y las enfermedades.

Signos diabéticos

Los síntomas de la diabetes pueden indicar que los niveles de DHEA son bajos también. Eso es porque la DHEA disminuye la insulina y facilita la adecuada regulación de azúcar en sangre. Un estudio realizado por O. Tissandier y su equipo en París, Francia examinaron la DHEA y los niveles de insulina en los hombres mayores. Estos científicos estudiaron dos grupos de sujetos: entrenados y sedentarios. Los resultados, publicados en la edición de julio 2001 de la revista European Journal of Applied Physiology, mostró que los hombres sedentarios tuvieron menor DHEA y más insulina. Este hallazgo tiene relevancia clínica porque los médicos consideran que niveles elevados de insulina son una señal de advertencia de la diabetes.

Más galerías de fotos



Escrito por tomas linnaeus | Traducido por gabriela nungaray