Los síntomas de un nivel bajo de B-12

La vitamina B-12 se encuentra en el pescado, la carne, la carne de ave, los huevos, los productos lácteos y los cereales fortificados para el desayuno.

La vitamina B-12 se encuentra en el pescado, la carne, la carne de ave, los huevos, los productos lácteos y los cereales fortificados para el desayuno.

La vitamina B-12, también llamada cobalamina, ayuda en la creación del ADN y mantiene las células nerviosas y sanguíneas saludables. Una deficiencia de esta vitamina puede causar daños irreversibles en las células nerviosas y deteriorar la calidad de vida. Uno de cada cinco adultos de más de 51 años tiene una deficiencia de vitamina B-12. Los adultos obtienen 2.6 microgramos de vitamina B-12 diariamente, de acuerdo a National Institutes of Health. Puedes encontrar vitamina B-12 en los panes fortificados y los cereales para el desayuno, la carne, el pescado, la carne de ave y los productos lácteos.

Anemia

Un síntoma de la deficiencia de vitamina B-12 es la anemia megaloblástica. Esta ocurre cuando los glóbulos rojos no pueden desarrollarse apropiadamente y se vuelven muy largos. El cuerpo produce menos glóbulos rojos y esto puede causar síntomas como palidez anormal, falta de apetito, fatiga y debilidad.

Síntomas neurológicos

Dado que la cobalamina está involucrada en el desarrollo de las células nerviosas, los niveles bajos de vitamina B-12 pueden ocasionar daños nerviosos. El síntoma neurológico más común de una deficiencia es una sensación de hormigueo en tus manos y pies, también conocida como parestesias. Los pacientes también pueden experimentar debilidad, un cambio en las habilidades motrices, cambios en la visión o incluso en el comportamiento en forma de demencia, depresión o alucinaciones.

Síntomas gastrointestinales

A menudo las personas que experimentan niveles bajos de vitamina B-12 tienen síntomas que involucran al tracto intestinal. Entre estos síntomas pueden encontrarse las flatulencias, el estreñimiento, la diarrea o la anorexia. Estos síntomas pueden ocasionar una pérdida de peso no deseada. Los pacientes pueden experimentar síntomas gastrointestinales sin tener anemia ni síntomas neurológicos.

Crecimiento y desarrollo

Debido a su papel en la creación del ADN y en la función de las células nerviosas y sanguíneas, una deficiencia de vitamina B-12 puede ser dañina para una mujer embarazada y para los niños en crecimiento. Las mujeres embarazadas que tienen niveles bajos de cobalamina se encuentran en un riesgo mayor de que sus hijos padezcan defectos de nacimiento del tubo neural. Los bebés y los niños pequeños que tienen una deficiencia de vitamina B-12 pueden ser diagnosticados con un retraso en el crecimiento, en su desarrollo, pueden padecer anemia, tener un bajo tono muscular o experimentar una debilidad generalizada.

Más galerías de fotos



Escrito por chelsea flahive, rdn, ld | Traducido por juliana star