Síntomas de intolerancia a la proteína de soja

Los frijoles de soja se convierten en polvo, aceites y aditivos que agregan proteínas y sabor a comidas preparadas comercialmente. La soja es uno de los ocho alimentos alérgenos más comunes en los Estados Unidos, de acuerdo a la Universidad de Maryland. La intolerancia a la soja es diferente a la alergia a la soja. Una alergia a la soja verdadera incluye que el sistema inmunológico reconozca la proteína de soja como una sustancia ajena y trate de pelear contra ella. La intolerancia a la soja no incluye al sistema inmunológico. En lugar de eso el cuerpo puede tener problemas digiriendo la soja o puede encontrarla irritante para el sistema digestivo, resultando en síntomas incómodos.

Síntomas gastrointestinales

La proteína de soja puede irritar tu tracto gastrointestinal si eres intolerante a la soja. Puedes desarrollar calambres abdominales o dolor y diarrea. Gases intestinales e inflamación abdominal, vomito y nausea, también se puede dar la sensación de la necesidad de vomitar. Los síntomas gastrointestinales pueden ocurrir inmediatamente después de ingerir proteína de soja u horas después, de acuerdo a la clínica de Cleveland. Puedes también desarrollar acidez por la intolerancia a la soja. La acidez causa una sensación de ardor debajo del esternón o en la garganta. Los bebés intolerantes a la soja pueden experimentar reflujo o regurgitación por la fórmula de soja o alimentos que contengan soja. Un bebé puede indicar dolor abdominal o incomodidad después de comer soja al traer las piernas hacia el peco, agitar los brazos y llorar.

Irritabilidad

La intolerancia a la proteína de soja puede ocurrir inmediatamente o varios días después de la ingestión. Puedes experimentar cambios de humor o comportamiento después de consumir proteína de soya si eres intolerante. Los síntomas pueden incluir irritabilidad, nerviosismo o un estado de ánimo deprimido de acuerdo a el artículo del 2007 " Living Without Magazine". Los niños intolerantes a la soja pueden mostrar agitación, irritabilidad e incomodidad.

Dolor de cabeza

La intolerancia a la soja puede causar dolores de cabeza en personas susceptibles. Los dolores de cabeza pueden ser leves y ocurrir justo después de comer soja. Los dolores acompañados por dolor severo, sensibilidad a la luz y el sonido, nausea y vomito, conocidos como migraña, pueden también ocurrir con la intolerancia a la soja.

Síntomas de emergencia

Los síntomas de la intolerancia a la soja y una verdadera alergia a la soja pueden sobreponerse. La clínica mayo sugiere que te reúnas con tu doctor para una prueba de alergias si es necesario para ayudarte a determinar si eres alérgico a la soja o intolerante. Los síntomas de emergencia incluyen problemas para respirar, hinchazón de los labios, cara o garganta, comezón en la piel o pérdida del conocimiento. Los síntomas de emergencia pueden ocurrir incluso si sólo has tenido reacciones leves a la soja en el pasado, de acuerdo con la clínica mayo.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth otto | Traducido por esther guerrero