Síntomas de insuficiencia renal

Los Centers for Disease Control and Prevention estiman que aproximadamente 26 millones de adultos en Estados Unidos tienen insuficiencia renal a largo plazo o crónica. La insuficiencia renal puede durar unos pocos días, especialmente si es causada por un problema corregible, como la deshidratación. Sin embargo, la insuficiencia renal crónica puede progresar y requiere de tratamientos de diálisis o un trasplante de riñón. Reconocer los síntomas, tales como la hinchazón y la fatiga, puede desencadenar una visita al médico y el tratamiento oportuno.

Hinchazón

A medida la función renal disminuye, también lo hace la capacidad de filtrar el agua y de producir la orina. Como resultado, el fluido puede acumularse en los tejidos. Esto normalmente se ve como líquido en las piernas, que a menudo deja una muesca cuando se aplica presión, incluso una presión menor causada por el elástico de los calcetines. El fluido también se puede acumularse en la cavidad abdominal, causando distensión. Si se acumula líquido en los pulmones, puede causar dificultad para respirar. Acostarte puede empeorar la falta de aire, mientras que estar sentado puede aliviarlo. El exceso de líquido de la insuficiencia cardiaca puede causar síntomas similares.

Fatiga

Los productos de desecho se acumulan en la sangre cuando los riñones pierden su capacidad de filtrar desde el torrente sanguíneo hacia la orina. Cuando estos productos de desecho se acumulan, dan lugar a una condición llamada uremia. Los síntomas comunes de la uremia incluyen fatiga, disminución del apetito, náuseas, vómitos y calambres en las piernas. La fatiga también puede ser el resultado de la anemia, un recuento bajo de glóbulos rojos. Los glóbulos rojos transportan el oxígeno a los tejidos de todo el cuerpo, así que cuando sus números se reducen, las células pueden ser privadas del oxígeno que necesitan para producir energía.

Disminución de la necesidad de orinar

Dado que la función principal de los riñones es la producción de orina, los riñones producen menos orina cuando fallan. Sin embargo, a veces, incluso en la insuficiencia renal avanzada, los riñones producen algo de orina, aunque no puedan filtrar eficazmente las toxinas del torrente sanguíneo. Sin embargo, una disminución de la necesidad de orinar debe ameritar una consulta con el médico, a menos que se pueda explicar con facilidad y tengas una duración de unas pocas horas, como era de esperar en una mañana cuando consumes muy poco líquido por estar durmiendo.

Otros síntomas de la insuficiencia renal

Los riñones son instrumentales en el control de la presión arterial a través de una variedad de mecanismos, incluyendo la cantidad excesiva de líquido que el cuerpo conserva cuando los riñones funcionan mal. Cuando los riñones fallan, la presión arterial normalmente se eleva. Cuando la elevación de la presión arterial es grave, puede causar dolores de cabeza, visión borrosa, mareos o incluso un derrame cerebral. Los síntomas de accidente cerebrovascular comunes incluyen debilidad o parálisis en la cara, brazo o pierna, que ocurre típicamente en un lado del cuerpo, dificultad para hablar, babeo, confusión, dolor severo de cabeza, un cambio abrupto en la visión y problemas de equilibrio, aunque otros síntomas menos comunes también pueden ocurrir.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. ann m. hester | Traducido por gabriela nungaray