Síntomas de hipoglucemia en los niños

La hipoglucemia es un nivel de azúcar en sangre anormalmente bajo. La hipoglucemia raramente se produce en niños aparte de aquellos que tienen diabetes mellitus tipo 1. Estos niños deben tomar insulina para controla sus niveles de azúcar (glucosa) en sangre. No obstante, el azúcar en sangre algunas veces cae demasiado bajo causando un episodio de hipoglucemia. La hipoglucemia no tratada puede provocar convulsiones y coma. Reconocer los síntomas de hipoglucemia es importante para la intervención temprana para restaurar el azúcar en sangre a niveles normales.

Dolor de cabeza

Los niños lo suficientemente grandes como para hablar pueden quejarse de dolor de cabeza con un episodio de hipoglucemia. Un niño pequeño puede decirte que se siente "divertido". Esto también puede significar que se siente aturdido y mareado, que también son síntomas de hipoglucemia.

Hambre

Un episodio de hipoglucemia a menudo desencadena un hambre intensa. Un niño puede quejarse de dolores por hambre o decirte que su estómago se siente vacío.

Náuseas y vómitos

La hipoglucemia puede causar náuseas y vómitos, en especial en los niños pequeños. Esto puede ocurrir incluso cuando el niño expresa que está extremadamente hambriento.

Sudor y palidez

El cuerpo a menudo responde a la hipoglucemia liberando adrenalina, que causa sudor y palidez. A menudo los padres informan que el tono de piel del niño es grisáceo cuando su nivel de azúcar está bajo.

Mareos, vértigo y desvanecimiento

Los mareos y el vértigo son síntomas comunes de hipoglucemia. En un niño pequeño, puedes notar que se cae al intentar ponerse de pie. Haz que el niño que se siente mareado se siente o acueste para evitar posibles lesiones.

Perturbación en la visión

Los niños más grandes pueden quejarse de visión borrosa o doble con un ataque hipoglucémico. Trata deshacer que el niño se siente para evitar lesiones accidentales.

Respiración acelerada y hormigueo alrededor de la boca

Un niño con bajo nivel de azúcar a menudo respiran más rápidamente de lo normal. También se puede quejar de un hormigueo o sensación de pinchazos alrededor de la boca.

Inestabilidad, debilidad y torpeza

Sin la glucosa suficiente para sostener la actividad cerebral y muscular, un episodio de hipoglucemia puede causar pérdida de fuerza muscular y coordinación. El niño puede dejar caer cosas o tropezar al caminar. Su habla puede ser desarticulada. En un bebé, puedes notar laxitud, una falta del tono muscular normal.

Irritabilidad, cambios de humor y cambios de comportamiento

La irritabilidad y los cambios de humor súbitos son síntomas comunes de hipoglucemia en los niños. El niño puede parecer ansioso o nervioso. Puede tener un estallido de ira o de llanto sin causa aparente. El comportamiento errático, inapropiado o raro, la falta de cooperación y combatividad son pistas posibles de bajo nivel de azúcar en sangre.

Confusión y falta de atención

La actividad cerebral disminuye cuando la glucosa en sangre es insuficiente para alimentar a las células cerebrales. Como resultado, un episodio de hipoglucemia a menudo causa confusión y falta de atención. Los maestros deberían ser conscientes de esos y otros síntomas de hipoglucemia en caso de que el niño sufra un episodio en la escuela.

Somnolencia y falta de energía

Un nivel de glucosa en sangre severamente bajo causa somnolencia y debilita el nivel de energía. Puedes notar que el niño bosteza o mira fijamente hacia adelante. Si ha estado durmiendo, puede tener dificultad para despertarse. Una vez despierto, puede estar irritable y querer volver a dormir. Dado que la hipoglucemia puede producirse durante la noche, está alerta del sudor que puede producirse durante el sueño, haciendo que la ropa de cama y sábanas se humedezcan.

Convulsiones

Un nivel de azúcar en sangre marcadamente bajo puede causar convulsiones. Consulta al médico de tu niño sobre planes de emergencia para cuando el niño tenga una convulsión.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. tina m. st. john | Traducido por maria eugenia gonzalez