Síntomas de hipocalcemia

El término médico para los niveles bajos de calcio en la sangre se conoce como hipocalcemia. El calcio es una sal mineral que contribuye con muchos sistemas corporales. Entre otras funciones importantes, el calcio ayuda a regular las contracciones del corazón, los vasos sanguíneos y los músculos. Algunas personas sufren de hipocalcemia crónica, mientras que otras experimentan la condición como efecto secundario de otra afección médica. La hipocalcemia puede ser moderada o fatal. Los síntomas de esta afección pueden variar según cada paciente y dependen de la severidad de la condición. Algunas personas no presentan síntomas durante las etapas tempranas de la hipocalcemia.

Síntomas circulatorios

Los niveles bajos de calcio pueden causar anormalidades en el corazón y en los vasos sanguíneos. Un síntoma común de la hipocalcemia es la presión arterial baja. Los pacientes que sufren de hipocalcemia severa también experimentan insuficiencia cardíaca o debilitamiento e inflamación en el músculo cardíaco. Los bebés con niveles bajos de calcio, a menudo porque nacieron de forma prematura, pueden experimentar un ritmo cardíaco más lento que el regular, además de presión arterial baja.

Síntomas en el sistema nervioso

A medida que la hipocalcemia progresa y los niveles de calcio en la sangre disminuyen, el paciente puede comenzar a experimentar confusión, depresión y olvidos. Otros síntomas neurológicos incluyen pérdida de memoria, alucinaciones y desorientación. También se puede experimentar hormigueos, sensación punzante en los dedos de las manos, en los labios, la lengua y los pies. En casos severos de hipocalcemia que no se trata, es posible que el paciente sufra de convulsiones. Según indica el sitio web Medline Plus, los niños con hipocalcemia pueden experimentar convulsiones, pero no es muy común que ese síntoma ocurra.

Síntomas en el sistema muscular

La hipocalcemia genera problemas en el sistema muscular. Un paciente puede experimentar rigidez o espasmos en los músculos esqueléticos del cuerpo. Los calambres son comunes en las piernas y en los brazos. Los músculos también se sienten doloridos. Una forma más severa de espasmo muscular puede ocurrir en la garganta, de modo que el paciente experimenta dificultad para respirar. Según informa la clínica Cleveland, los músculos blandos en los órganos internos pueden irritarse y causar problemas como espasmos en los pulmones e irritación en la vejiga. Los bebés que experimentan síntomas de hipocalcemia pueden sufrir de temblores o tirones musculares.

Síntomas en la piel y en los ojos

La afección también afecta a la piel. La hipocalcemia puede resecar la piel además de incrementar los brotes de eccema o psoriasis. El cabello puede tornarse frágil o caerse. El paciente también puede experimentar cataratas o inflamación en el disco óptico. La disminución en la visión ocurre junto con los síntomas anteriores.

Más galerías de fotos



Escrito por abigail adams | Traducido por vanesa sedeño