Síntomas de herpes en la cabeza

Centers for Disease Control and Prevention, o CDC, estima que el 30 por ciento de los estadounidenses desarrollan herpes zóster durante su vida. La enfermedad resulta cuando el virus de la varicela-zoster, el mismo virus que causa la varicela, despierta en racimos de nervios sensoriales cerca de la médula espinal, llamados ganglios de la raíz dorsal. Aunque el tronco y la espalda son las zonas más comúnmente involucradas, la cabeza a veces se ve afectada.

Lesiones

El herpes zóster provoca una erupción que comienza como manchas rojas inflamadas de la piel que evolucionan, en pocas horas, en ampollas de 5 mm a 10 mm llenas de líquido. Las nuevas lesiones se desarrollan en cultivos de tres a cinco días, según el CDC. En las personas sanas, estas lesiones se rompen y forman una corteza entre siete a 10 días, señalando el final de la fase infecciosa de la enfermedad. Sin embargo, dos a cuatro semanas pueden ser necesarias para la curación completa. En el caso del herpes en la cabeza, dice el oftalmólogo Thomas J. Liesegang de la Mayo Clinic, estas lesiones aparecen en el cuero cabelludo, en cualquier parte de la cara y en la boca, conducto auditivo externo o párpados. Cuando el herpes zoster afecta el ojo mismo, puede dar lugar a cambios permanentes en la visión o incluso la ceguera, según indica.

Enfermedad parecida a la gripe

Muchas personas con herpes zóster en la cabeza se quejan de síntomas sistémicos como fiebre, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz, disminución del apetito y una sensación general de malestar, indica el profesor de University of Alabama Medical School Professor Richard J. Whitely Richard J. Whiteley en la edición 2008 de “Harrison’s Principles of Internal Medicine”. Las personas a menudo creen erróneamente que están padeciendo gripe o un resfriado. Sin embargo, nunca aparecen síntomas respiratorios característicos de estas infecciones, como la tos seca y secreción nasal. La fiebre por herpes en la cabeza suele ser de grado bajo o incluso subjetivo. Una persona se siente febril, aunque la temperatura es normal. Los síntomas suelen comenzar unos días antes de las lesiones en la piel debido que el herpes aparece en la cabeza; se resuelven cuando las lesiones cutáneas forman costra.

Dolor

El dolor debido al herpes en la cabeza comienza como un leve hormigueo, ardor, picazón, escozor o dolor en las áreas en las que aparecen más adelante las lesiones. Cuando las lesiones aparecen de uno a cinco días después, indica CDC, el dolor empeora y puede incluso ser incapacitante. Según StopPain.org, algunos pacientes lo comparan con ser apuñalado con electricidad. El dolor puede ser desencadenado por movimientos faciales o toques ligeros, como una suave brisa. Para la mayoría de las personas, el dolor desaparece en uno o dos meses. Para hasta un 50 por ciento de los pacientes, añade Whitely, el dolor persiste por más tiempo. Esta condición se conoce como neuralgia post-herpética.

Inflamación cerebral

En algunas personas con herpes en la cabeza, la enfermedad se corre hacia adentro, causando la inflamación del cerebro. Los médicos llaman a esta condición encefalitis. Según National Institute of Neurological Disorders and Stroke, los síntomas de la inflamación del cerebro incluyen fiebre, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz y vómitos. Una diferencia clave entre la inflamación del cerebro y la enfermedad similar a la gripe es que esta última se presenta gradualmente; los síntomas debido a la inflamación del cerebro comienzan de manera súbita. La inflamación del cerebro también es progresiva. Los pacientes pronto demuestran signos y síntomas que son claramente neurológicos, como debilidad muscular, falta de coordinación, letargo, confusión mental e irritabilidad. Si no se comienza pronto con medicamentos antivirales y esteroides, los pacientes pueden desarrollar convulsiones o coma.

Más galerías de fotos



Escrito por heather gloria | Traducido por verónica sánchez fang