Los síntomas generales de la deshidratación

Algunos de los síntomas de la deshidratación (no darle a tu cuerpo el contenido de agua requerido o la pérdida de agua a través del ejercicio o enfermedad) serán bastante obvios para ti, otros pueden no ser tan claros. Sin embargo, a menudo, muchas quejas generales y leves de salud debido a la deshidratación pueden ser resueltas simplemente bebiendo más agua o consumiendo otros alimentos o bebidas que contienen agua.

La sed y la boca seca

La sed y la boca seca son uno de los signos más evidentes de deshidratación. En el momento en que notes estas señales, tu cuerpo ya está deshidratado y tus células están ansiando agua. Por lo general, estos son considerados síntomas de deshidratación leve a moderada. De vez en cuando los adultos mayores o las personas con ciertas condiciones pueden tener menor sensación de sed, por lo que tienen un mayor riesgo de deshidratación.

Fatiga, letargo y debilidad

Otros signos de deshidratación leve a moderada pueden variar ampliamente y pueden incluir estreñimiento, debilidad muscular, fatiga, incapacidad para concentrarse, mareos, somnolencia, sensación de mareo o dolor de cabeza. Intenta tomar agua para reducir estos síntomas. Si la deshidratación es descartada y estos síntomas persisten, consulta a un profesional médico acerca de otras posibles afecciones.

Color de la orina

Otro indicador evidente de la deshidratación es el color de tu orina. Si es clara, tu cuerpo está recibiendo suficiente agua. Es probable que estés deshidratado si tu orina es de color amarillo o de tonos anaranjados. Consulta a un médico de inmediato si tu orina es de color marrón, negro o rojo y no estás tomando un medicamento que podría causar la decoloración de la orina ya que puede ser indicio de una enfermedad más grave.

Síntomas que requieren ayuda médica

Como regla general, si sientes algún tipo de molestia (desde mareos hasta dolores de cabeza a una incapacidad para concentrarte) no hace daño tomar un par de vasos de agua y ver si ayudan a resolver tus síntomas. Sin embargo, en algunos casos, la deshidratación severa puede ser muy grave e incluso potencialmente mortal y puede requerir hospitalización. No ignores los síntomas de deshidratación severa, que pueden incluir taquicardia, fiebre, presión arterial baja, piel arrugada, ojos hundidos, delirio e incluso la pérdida del conocimiento. Busca ayuda médica para estos síntomas graves y potencialmente mortales. Beber más agua puede que no sea suficiente para resolver estos síntomas sin asistencia médica inmediata.

Consideraciones adicionales

Necesitas más agua de la que sueles consumir si estás participando en una actividad física extrema, estás expuesto a altas temperaturas, haces senderismo o realizas cualquier actividad en altitudes mayores a las de costumbre. Otras posibles causas de la deshidratación incluyen enfermedad que conduce a la fiebre, diarrea o vómitos, la producción excesiva de orina, algunos medicamentos e incluso el aire interior recalentado ya que agotan el suministro de agua del cuerpo. Independientemente de si tienes síntomas de deshidratación, estas circunstancias requieren una mayor ingesta de líquidos que la estándar para compensar la pérdida de agua.

Más galerías de fotos



Escrito por alissa fleck | Traducido por maría j. caballero