Síntomas de la enfermedad de Lyme avanzada

La enfermedad de Lyme es causada por la bacteria Borrelia burgdorferi, que se transmite a los humanos por la picadura de garrapatas. En los días o semanas después de una picadura de garrapata, la enfermedad de Lyme generalmente causa una erupción y síntomas similares a la gripe. Si no se trata, la enfermedad de Lyme puede conducir a una serie de síntomas durante meses, o incluso años después de la picadura inicial de la garrapata. Las complicaciones de la enfermedad de Lyme avanzada comúnmente afectan a las articulaciones, el sistema nervioso y el corazón.

Artritis

Los autores de un artículo publicado en octubre de 2007 en "The New England Journal of Medicine", afirman que los síntomas de la artritis son las manifestaciones más comunes de la enfermedad de Lyme en etapa tardía. El dolor y la inflamación de articulaciones debido a la enfermedad de Lyme avanzada tienden a afectar a grandes articulaciones como las de las rodillas y las caderas. La artritis asociada con la enfermedad de Lyme en etapa tardía es a menudo debilitante y grave pero en general se puede tratar con los antibióticos apropiados.

Complicaciones neurológicas


En raras ocasiones, la enfermedad de Lyme en etapa tardía puede afectar el cerebro en sí y causar un trastorno llamado encefalopatía de Lyme.

Hasta un 20 por ciento de las personas con la enfermedad de Lyme experimentan síntomas neurológicos, según un artículo de revisión de julio de 2008 en "Medicine and Health". Las personas con enfermedad de Lyme avanzada pueden presentar entumecimiento y hormigueo crónico de sus manos y los pies debido al daño del nervio, una condición conocida como neuropatía periférica. En raras ocasiones, la enfermedad de Lyme en etapa tardía puede afectar el cerebro en sí y causar un trastorno llamado encefalopatía de Lyme. Los síntomas incluyen problemas con la concentración y la memoria a corto plazo. La encefalomielitis de Lyme es otra complicación rara. Este trastorno progresivo afecta al cerebro y la médula espinal, y puede conducir a la dificultad para pensar y dificultad para caminar.

Complicaciones cardiacas

Las complicaciones cardíacas o relacionadas con el corazón tienden a ocurrir poco después de la infección. Sin embargo, en las personas que no reciben tratamiento de la enfermedad de Lyme, los síntomas pueden no ser evidentes durante varios meses. Alrededor del 5 por ciento de las personas con la enfermedad de Lyme experimentan síntomas cardiacos, informa el autor de un artículo publicado en noviembre de 2010 en "Medicine and Health". La enfermedad de Lyme puede interferir con la actividad eléctrica en el corazón, dando lugar a palpitaciones, mareos y desmayos. La inflamación del músculo del corazón y el revestimiento alrededor de el, conocido como miopericarditis, es también una complicación potencial. La miopericarditis de Lyme puede causar molestias en el pecho y dificultad para respirar.

Tratamiento


Las complicaciones articulares y relacionadas con el corazón de la enfermedad de Lyme suelen responder bien al tratamiento con antibióticos.

Las complicaciones articulares y relacionadas con el corazón de la enfermedad de Lyme suelen responder bien al tratamiento con antibióticos. Para las personas que tienen la enfermedad de Lyme y sin síntomas neurológicos, el tratamiento antibiótico con doxiciclina (Doryx, Monodox), cefuroxima (Ceftin) o amoxicilina es recomendado por la Infectious Diseases Society of America. La doxiciclina, ceftriaxona (Rocephin), cefotaxima (Claforan) y la penicilina son opciones antibióticas recomendadas para las personas con complicaciones del sistema nervioso, de acuerdo con IDSA y la American Academy of Neurology. Cuando los síntomas de la enfermedad de Lyme persisten a pesar de un curso completo de tratamiento, no se recomienda el tratamiento antibiótico adicional, informa la IDSA.

Más galerías de fotos



Escrito por niya jones | Traducido por luciano ariel castro