Síntomas de embarazo durante las primeras dos semanas

Cada embarazo es diferente. Algunas mujeres tienen pocos, si no es que ningún síntoma durante las primeras semanas de embarazo, mientras que otras tienen síntomas clásicos, frecuentemente provocados por los cambios hormonales del embarazo. Aunque los síntomas pueden apuntar a otros diagnósticos, si una mujer no tiene su periodo durante al menos una semana y tiene otros síntomas de embarazo, el embarazo es probablemente la explicación.

Sensibilidad en los senos

Tan pronto como una o dos semanas después de la concepción, una mujer puede notar cambios en sus senos. Como las hormonas del embarazo comienzan a trabajar a marchas forzadas, sus senos se pueden sentir más grandes y más sensibles al tacto de lo usual.

Náusea

Uno de los síntomas mejor conocidos del embarazo es la náusea. El incremento en los niveles de estrógeno y un sentido del olfato intensificado son los principales culpables. Algunas mujeres experimentan la náusea únicamente en ciertos momentos del día, como la común molestia matinal, mientras que otras pueden sentirla ligeramente durante todo el día. La náusea puede o no estar acompañada de vómito. Muchas mujeres descubren que comer pequeñas cantidades frecuentemente durante el día y comer alimentos simples, como galletas, ayuda a aliviar la náusea.

Antojos o aversiones a alimentos

Aunque pocas mujeres realmente envían a sus esposos a la mitad de la noche a la tienda a buscar pepinillos y helado, muchas mujeres sí descubren antojos de ciertos alimentos tan pronto como las primeras semanas del embarazo. De acuerdo con BabyCenter.com, aproximadamente la mitad de las mujeres reportan al menos un antojo durante el embarazo, particularmente por cosas dulces. Algunas mujeres también encuentran que el dolor o el sabor de ciertos alimentos, incluso algunos que previamente disfrutaron, les desagradan mientras su bebé está creciendo.

Cansancio

Muchas mujeres se sienten más alcanzada durante las primeras semanas de embarazo. De acuerdo con la Mayo Clinic, el incremento en los niveles de la hormona progesterona, los niveles de azúcar en sangre más bajos y la baja presión arterial se combinan al principio del embarazo para drenar la energía. Una ligera caminata o mascar goma con sabor a menta puede ayudar a incrementar la energía, al menos temporalmente.

Dolores de cabeza

¡Esas molestas hormonas de embarazo nuevamente! El incremento en los niveles hormonales al principio del embarazo también aumenta la circulación sanguínea, lo que puede dar como resultado dolores de cabeza leves. Comprueba con tu médico antes de tomar cualquier medicamento.

Más galerías de fotos



Escrito por roxanne maas | Traducido por laura de alba