Los síntomas de un desgarre del músculo de la pantorrilla

La pantorrilla, o la pierna inferior, se compone de dos músculos principales: el gastrocnemio, que es el músculo grande en la parte posterior de la pantorrilla y el sóleo, que es el músculo más pequeño que corre más cerca del lado de la pantorrilla. Los desgarres o esguinces del músculo de la pantorrilla son comunes en los atletas con los músculos en la pantorrilla tensos. Los esguinces se clasifican en una escala de 1 a 3, con el grado 1 siendo un desgarre menor, involucrando hasta 10% de las fibras musculares. Uno de grado 2 es un desgarre moderado, involucrando hasta un 90% de las fibras; y el grado 3 es el desgarre más grave, con más de 90% de las fibras musculares, o una ruptura completa. Es importante reconocer los signos y síntomas de un desgarre del músculo de la pantorrilla para que puedas buscar ayuda inmediata.

Esguince grado 1

Con un esguince de grado 1, sentirás una punzada de dolor en la pantorrilla. Todavía podrás ser capaz de hacer ejercicio, caminar o correr con ella, pero es más probable que la sientas firme y sensible. Típicamente, este tipo de esguinces tendrá una duración de dos a cinco días.

Esguince grado 2

Un esguince de grado 2 es más intenso. Notarás un dolor repentino y agudo en la parte posterior de la pierna. La pantorrilla se sentirá débil, y te dolerá al caminar o hacer cualquier movimiento ligero con ella. Puedes experimentar algo de hinchazón y amoratamiento moderado. Muy probablemente sentirás dolor y rigidez en tu pantorrilla por una semana o más.

Esguince grado 3

Un esguince de grado 3 es el desgarre de pantorrilla más grave y es reconocido por un dolor severo e inmediato en la parte posterior de la pierna. A veces sentirás una sensación de explosión. Caminar o moverte será difícil, y no serás capaz de contraer o flexionar los músculos de la pantorrilla en absoluto. Notarás una cantidad considerable de moretones e hinchazón, y será doloroso al tacto. Si el músculo de la pantorrilla se ha roto por completo, a menudo podrás ver el músculo amontonado en la parte superior de la pantorrilla.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah dunham | Traducido por jaime alvarez