Síntomas dérmicos de la deficiencia de vitaminas

Antes de la posibilidad de realizar biopsias, tomografías computarizadas y pruebas de laboratorio casi instantáneas, los médicos confiaban más en los signos externos visibles de las enfermedades para llegar a un diagnóstico. Una historia clínica detallada y un examen físico cuidadoso eran los únicos indicios de enfermedades en ese momento. Hoy en día, la tecnología mejora la capacidad de diagnóstico de los médicos, pero los signos visibles de las afecciones aún representan la base para llegar a una conclusión médica inicial y determinar un tratamiento. Un médico astuto reconoce los signos de ciertas enfermedades y trastornos, como los síntomas clásicos de la piel que aparecen por determinadas deficiencias de vitaminas.

Niacina

El término "pelagra" se deriva de las palabras italianas para que describen la piel áspera. Si sufres de deficiencia de niacina (vitamina B3) puedes desarrollar pelagra. La Organización Mundial de la Salud describe las primeras manifestaciones cutáneas de deficiencia de niacina como enrojecimiento y picazón en las áreas expuestas al sol de la piel. Luego, esta deficiencia genera la clásica dermatitis que casi siempre permite llegar a un diagnóstico; la piel se torna más gruesa, toma un color marrón o negro oscuro, tiene una textura más áspera y se descama. La hemorragia y la picazón pueden lograr que se forme una corteza sobre las áreas afectadas, que a menudo incluyen un anillo alrededor del cuello, como si fuera un collar. En general lo síntomas de deficiencia de niacina se pueden ver en el dorso de las manos y en el rostro en forma de lesiones que están bien delineadas de las áreas con piel sana.

Vitamina C

El escorbuto es una enfermedad poco común en Estados Unidos, pero cuando se produce esta deficiencia severa de vitamina C, como por ejemplo en los estados con personas desnutridas, los primeros indicios se muestran en la piel. En principio, se observan protuberancias rojas y gruesas alrededor de los folículos pilosos, sobre todo en las piernas. A medida que la enfermedad progresa, las protuberancias crecen en conjunto y forman placas extensas de piel sin color, informa DermNet NZ. Las áreas afectadas tienen una coloración azulada o púrpura, similar a un moretón, e indican una deficiencia severa que probablemente ocurre desde hace varios meses. MedlinePlus describe el sangrado, sobre todo alrededor de los folículos capilares y en las uñas, como otro signo dérmico visible de la deficiencia de vitamina C.

Vitamina A

Algunas lesiones dérmicas también indican la deficiencia de vitamina A, aunque en general también se relacionan con los diagnósticos de trastornos visuales. Como se afirma en el libro "Nelson Textbook of Pediatrics", si una persona sufre de deficiencia de vitamina A, la piel se enrojece, se seca y comienza a descamarse. También pueden aparecer área de piel más gruesas y oscuras, sobre todo en los hombros, las nalgas y en las extremidades.

Riboflavina

Si sufres de deficiencia de riboflavina, también conocida como vitamina B2, podrás notar cambios en la piel como grietas y llagas en las comisuras de los labios, según informa el sitio web de la clínica Mayo. También se puede producir una dermatitis generales, junto con sequedad de la piel y picazón. La deficiencia de riboflavina en hombres puede causar un síndrome similar a dermatitis en el escroto con picazón y descamación de la piel. Muchos de los síntomas dérmicos de la deficiencia de vitamina ocurren junto con otros trastornos, de modo que no debes confiar en la información de Internet para llegar a un diagnóstico. Si crees que tienes una deficiencia de vitamina, consulta con tu médico en busca de ayuda para el diagnóstico y el tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por cheryl orr | Traducido por vanesa sedeño