Síntomas del reflujo ácido en mujeres

La mayoría de las personas han experimentado en un momento u otro, esa sensación de "escozor" en el pecho, una sensación de náuseas en el estómago y un sabor amargo en la boca. La enfermedad de reflujo ácido o enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD) es un problema que "quema" a más de 15 millones de estadounidenses. Uno de los principales trastornos gastrointestinales, la enfermedad de reflujo ácido generalmente se caracteriza por ardor de estómago. Cuando el ácido del estómago viaja hacia el esófago, los pacientes se sienten incómodos, el esófago puede inflamarse y es posible que se forme una cicatriz.

Fondo

Casi el 8% de los adultos lidian con el ardor de estómago diariamente. Además, cerca del 60% de los adultos sufrirán de GERD en algún momento durante el curso de un año. El reflujo ácido una vez fue percibido como una "enfermedad del hombre". Se ha demostrado, sin embargo, que las mujeres son igualmente susceptibles. Una gran diferencia entre los sexos es que las mujeres generalmente buscan atención médica para sus síntomas antes que sus homólogos masculinos.

Mujeres y reflujo ácido

Las mujeres suelen tener su primer encuentro con la enfermedad de reflujo ácido cuando están embarazadas. Se estima que un 20% de las mujeres experimentan una indigestión durante los primeros tres meses del embarazo. Ese número salta al 40% el trimestre siguiente y el 70% para los últimos tres meses. La acidez puede ser el resultado de los niveles hormonales aumentados o el aumento de la presión en el área del estómago causada por un embrión en desarrollo. Los síntomas de acidez estomacal por lo general desaparecen una vez que el bebé nace.

Signos y síntomas

Con excepción de los síntomas relacionados con el embarazo, las señales reveladoras de la enfermedad de reflujo ácido son similares para hombres y mujeres. Los síntomas más comunes incluyen eructos, problemas para tragar, un ardiente malestar en el pecho (acidez) que se intensifica cuando el paciente se inclina, se encorva, yace plano, come o duerme, una voz ronca, malestar estomacal, reflejo nauseoso aumentado y una garganta inflamada o irritada. A menudo, la enfermedad de reflujo ácido se asemeja a la de un ataque al corazón.

Factores de riesgo

Las mujeres deberían ser conscientes de ciertos factores de "riesgo" que pueden aumentar su probabilidad de desarrollar la enfermedad de reflujo ácido. Estos factores incluyen tener sobrepeso o estar embarazada, fumar, tener una hernia de hiato, asma, diabetes, sclerodema (trastorno del tejido conectivo), síndrome de Zollinger-Ellison (una enfermedad rara caracterizada por tumores en el páncreas y el duodeno), un vaciamiento del estómago lento o boca seca.

Advertencia

Nunca ignores la acidez persistente u otros síntomas de la enfermedad de reflujo ácido. La constante irritación o inflamación del esófago puede ocasionar una afección más grave. El pasaje de alimentos puede restringirse debido a la cicatriz causada por la excesiva exposición al ácido. El mismo tejido cicatricial impide tragar. Demasiado ácido en el estómago también puede producir una úlcera del esófago o "cambios" precancerosos en el mismo.

Más galerías de fotos



Escrito por mary yamin-garone | Traducido por marcela carniglia