Síntomas del daño del nervio facial

El nervio facial, que también se conoce como nervio craneal VII, es responsable de controlar el movimiento de los músculos de la cara. El daño del nervio facial, una afección llamada a veces parálisis del nervio facial, puede ocurrir como resultado de una serie de complicaciones médicas diferentes, incluyendo trauma facial, crecimiento de un tumor o infección. Habla con tu médico inmediatamente si presentas síntomas de daño del nervio facial, ya que estos pueden indicar un problema médico más grave.

Distorsión facial

El daño del nervio facial puede causar que tus expresiones faciales o movimientos aparezcan distorsionados, advierten los oficiales de salud de Medline Plus, un sitio web de información médica proporcionado como un servicio de la U.S. National Library of Medicine and the National Institutes of Health. Puedes experimentar dificultad para cerrar los ojos voluntariamente o hacer expresiones faciales, tales como sonreír o fruncir el ceño. También tus músculos faciales pueden caerse o encorvarse, lo cual puede causar que tu cara se sienta anormalmente rígida o tensa.

Parálisis facial

Normalmente, el nervio facial transmite mensajes entre el cerebro y los músculos faciales diciéndoles cuándo y cómo moverse. Si se daña el nervio facial, el mismo es incapaz de facilitar la comunicación entre el cerebro y los músculos faciales. Como resultado, puedes experimentar una parálisis parcial de un lado de la cara como un síntoma del daño del nervio facial, explican los oficiales médicos de la University of Maryland Medical Center en Baltimore. La parálisis facial puede hacerte perder sensibilidad en una región específica de tu rostro, que inicialmente puede conducir a la sensación de hormigueo o entumecimiento en el sitio afectado. La parálisis también puede hacer difícil que puedas controlar voluntariamente los músculos faciales y puede contribuir con problemas al comer o mantener los alimentos dentro de tu boca mientras que estás masticando.

Cambios de sabor

El nervio facial también desempeña un papel en la capacidad de degustar comida y producir saliva, explican los profesionales médicos de Patient UK, un sitio web de información integral de salud proporcionado a los pacientes por médicos generales y enfermeras en el Reino Unido. El daño a este nervio puede llevar a las alteraciones del gusto, causando que los alimentos o bebidas tengan un gusto insípido o inusual. Algunos pacientes pueden experimentar pérdida completa del gusto (deterioro del gusto) como consecuencia del daño del nervio facial.

Cambios en la audición

Si experimentas daño del nervio facial, puedes desarrollar cambios auditivos como un síntoma de esta condición. Los sonidos pueden ser anormalmente fuertes en uno de tus oídos, explica Medline Plus, lo cual puede contribuir a síntomas de dolor de cabeza. Puedes ser inusualmente sensible a ciertos sonidos, una condición denominada hiperacusia. El daño del nervio facial también puede causar que ciertos pacientes experimenten sensaciones dolorosas e incómodas detrás de uno o ambos oídos.

Más galerías de fotos



Escrito por rae uddin | Traducido por marcela carniglia