Síntomas de deficiencia de la vitamina D2

La vitamina D se refiere a dos formas diferentes de esta vitamina: la vitamina D2 y vitamina D3. La vitamina D2 es producida por las plantas. Los alimentos pueden estar fortificados con vitamina D2. La función principal es mantener los niveles sanguíneos adecuados de calcio y fósforo. La vitamina D ayuda a formar huesos fuertes mediante el apoyo a la absorción de calcio en el cuerpo. Protege contra la osteoporosis, la hipertensión, el cáncer y otras enfermedades, según informa la Mayo Clinic.com.

Debilidad de huesos y músculos

Según el sitio web The World's Healthiest Foods, el dolor óseo, fracturas óseas y reblandecimiento de los huesos pueden ser síntomas de una deficiencia de vitamina D2. Tanto la osteopenia y la osteoporosis pueden resultar cuando hay una reducción en el volumen de la densidad ósea y pueden ser signos de una deficiencia de vitamina D. La debilidad muscular y dolor pueden indicar una deficiencia de vitamina D ya que la vitamina D2 ayuda a mantener la masa muscular y previene la acumulación excesiva de grasa. Por lo tanto, caídas frecuentes, a menudo en las personas de edad, pueden indicar una deficiencia de la vitamina D2.

Respuesta inmune baja

La vitamina D juega un papel importante en la regulación y el mantenimiento de una respuesta inmune adecuada en el cuerpo. Una deficiencia de vitamina D puede dar lugar a una respuesta inmune baja o un trastorno autoinmune. Los episodios frecuentes de gripe o la incidencia de tuberculosis y otras infecciones pueden indicar una deficiencia de vitamina D en el cuerpo ya que el sistema inmunológico no se encuentra lo suficientemente fuerte como para luchar contra estas enfermedades. Otros trastornos autoinmunes graves como la artritis y la esclerosis múltiple pueden indicar niveles inadecuados de vitamina D2, según The World's Healthiest Foods.

Depresión y problemas cognitivos

De acuerdo a Women To Women, la depresión y los cambios de humor pueden ser síntomas de deficiencia de la vitamina D2. La fatiga crónica es un subproducto común de baja vitamina D2 y esto puede contribuir a la irritabilidad o un bajo estado de ánimo en las personas. Las personas mayores pueden tener patrones de pensamiento desorganizado y dificultades con la concentración o la memoria. Estos problemas cognitivos pueden indicar niveles bajos de vitamina D2. La cantidad adecuada de vitamina D2 puede ayudar a estabilizar la energía, el estado de ánimo y la cognición a niveles saludables.

Más galerías de fotos



Escrito por jill andrews | Traducido por mariana van der groef