Síntomas de deficiencia de vitamina B12 y caída del cabello

La vitamina B-12, que a veces se conoce como cobalamina, es una de las vitaminas del complejo B. Varios procesos biológicos críticos dependen de la vitamina B-12, tales como el metabolismo celular, la replicación del ADN y la formación de glóbulos rojos. La mayoría de las personas obtienen suficiente vitamina B-12 de su dieta, aunque cierto grupo de personas, como los mayores de 50 años, tienen un riesgo mayor de desarrollar una deficiencia de ésta vitamina. Las personas que tienen dificultad para absorber los nutrientes de los alimentos también pueden sufrir deficiencia de vitamina B-12, una condición llamada anemia perniciosa. Una deficiencia de este tipo puede provocar varios síntomas, incluyendo la caída del cabello. La deficiencia de vitamina B-12 es una enfermedad grave, y si sospechas que la padeces, debes consultar a con tu médico.

Caída del cabello

Muchas partes diferentes de nuestro organismo requieren de vitamina B-12, incluyendo el hígado, ojos, piel y cabello. Un síntoma posible de deficiencia de vitamina B-12 es la caída del cabello, ya que las células necesitan dividirse de manera constante para producir cabello nuevo, un proceso que requiere de la producción de nuevo ADN. Sin la suficiente cantidad de vitamina B-12, el cabello crece más lento o deja de crecer y el cabello que tienes comienza a caerse. Si ésta pérdida va acompañada por síntomas de desnutrición y trastornos gastrointestinales se debe revisar deficiencias de varias vitaminas y minerales, incluyendo la vitamina B-12.

Síntomas cutáneos

La deficiencia de vitamina B-12 puede provocar muchos otros síntomas superficiales, incluyendo manchas oscuras o claras de la piel, lesiones en la piel o estomatitis angular, una condición que se caracteriza por la resequedad y agrietamiento de las comisuras de la boca. Sin embargo, estos síntomas pueden ser causados por muchas otras deficiencias o enfermedades y no significan necesariamente que tengas una deficiencia de vitamina B-12.

Anemia

La anemia es un síntoma común de la deficiencia de vitamina B-12. Ya que tu organismo necesita la vitamina B-12 para hacer glóbulos rojos, una deficiencia de vitamina B-12 reduce el número de glóbulos rojos que viajan por el torrente sanguíneo, lo que resulta en una condición conocida como anemia. Por lo general, la anemia causa síntomas como fatiga, desmayos, mareos, dolores de cabeza, palidez y dificultad para respirar.

Daño nervioso

Una deficiencia prolongada de vitamina B-12 puede provocar daño nervioso. Los primeros síntomas de éste daño son sensaciones recurrentes de hormigueo en las manos y los pies, o el aumento de grados de entumecimiento. Con el tiempo, el daño a los nervios que controlan los músculos causan dificultad para caminar y para coordinar movimientos. También pueden producirse problemas de visión como pérdida de la visión y alucinaciones. El daño nervioso puede causar depresión, problemas de memoria o cambios en la personalidad, pero estos cambios son severos y usualmente sólo surgen después de que la deficiencia ha perdurado por mucho tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew busse | Traducido por mariajose mansilla