Síntomas de deficiencia de vitamina D en el cuero cabelludo

A juzgar por la tasa de deficiencia de vitamina D en el mundo, el 50 por ciento de la población mundial, es posible que no sepas que es una de las vitaminas más fáciles de obtener. La vitamina D, también conocida como la vitamina solar, se produce cuando la luz solar impacta directamente sobre la piel. Los niveles bajos de vitamina D se asocian a huesos débiles. Más recientemente, los expertos de "Boston University" (Universidad de Boston) relacionaron la falta de vitamina D con la hipertensión y el cáncer. Los investigadores desde Texas a Polonia han estado estudiando su conexión con los folículos del cuero cabelludo.

Receptores de vitamina D

Dentro del campo de la dermatología, los expertos conocen cuál es el impacto que la vitamina D tiene sobre la producción acelerada de células que sintetizan el cabello. En el 2010, los investigadores de "University of Texas" (Universidad de Texas) publicaron un estudio en "Dermatology Online Journal" que buscaba analizar cuál es el papel desempeñado por la vitamina D y los receptores de la vitamina D en el ciclo de vida de la célula del cabello y cómo se puede aplicar al trastorno de la caída del cabello, como la alopecia. Un análisis de los estudios e informes realizados entre 1955 y 2009 concluyó que los receptores de la vitamina D en el cuero cabelludo son una parte fundamental de la producción y crecimiento del cabello. La vitamina D en especial es mucho menos conocida, en parte debido a la escasa cantidad de estudios en este campo. Los investigadores sugieren que, al descifrar esta relación, se podrán tratar los trastornos de cabello con vitamina D en el futuro.

Terapia con vitamina D

En el 2009, CNN Health estableció que el 70% de los niños en Estados Unidos sufrían de una deficiencia de vitamina D. El problema más comúnmente relacionado con una cantidad insuficiente de esta vitamina es el raquitismo, o huesos débiles. En el 2011, los investigadores de "Stanford University School of Medicine" (Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford) determinaron que los receptores anormales de vitamina D en niños también pueden producir una forma inusual de caída de cabello en el cuero cabelludo. Este estudio, publicado en "Molecular Genetics and Metabolism", determinó que las mutaciones en los receptores de vitamina D en una etapa temprana pueden causar un patrón extraño de caída de cabello, es decir, que existen áreas en donde el cabello es escaso y áreas con cabello normal. Si bien los investigadores determinaron que el ciclo de vida de los folículos capilares depende de los receptores de vitamina D en la piel, la terapia oral con vitamina D no tenía ningún impacto sobre la caída del cabello u otros problemas relacionados con ese trastorno.

Tipo de raquitismo

El raquitismo dependiente de la vitamina D es un trastorno poco común. A diferencia de otras enfermedades relacionadas con la vitamina, que ocurren en países en vías de desarrollo, éste es el más común en los países desarrollados que poseen los recursos necesarios para combatir las deficiencias de vitaminas. Sin embargo, el raquitismo dependiente de la vitamina D ocurre a raíz de una mutación en los receptores de vitamina D en la piel. En el 2009, los investigadores de Portugal publicaron un estudio en "Acta Médica Portuguesa" en donde detallaron que esta enfermedad puede ocurrir con o sin afectar los folículos capilares del cuero cabelludo, pero que este síntoma (la caída del cabello) es "un signo peculiar que permite el diagnóstico". El tratamiento con calcio, que sólo puede absorberse en el cuerpo ante la presencia de vitamina D, es la única manera de controlar esta enfermedad. Sin embargo, no revierte la caída de cabello.

Deficiencia de vitamina

El raquitismo dependiente de la vitamina D difiere del raquitismo común en que este último ocurre a raíz de una deficiencia de vitaminas y el primero es una mutación genética y puede heredarse. Sólo el raquitismo dependiente de la vitamina D y los receptores mutados han sido asociados con defectos en el cuero cabelludo y no se puede hacer demasiado para evitar estos trastornos sin terapia genética, una ciencia recién descubierta. Sin embargo, los suplementos de vitamina D durante la infancia son fundamentales y pueden evitar las enfermedades de huesos débiles, conforme a "Children's Hospital Boston" (Hospital de Niños de Boston).

Más galerías de fotos



Escrito por shannon marks | Traducido por florencia prieto