Síntomas de deficiencia de vitamina D en adultos

Los adultos requieren de 600 a 800 unidades internacionales de vitamina D por día, pero es un micronutriente que se encuentra naturalmente en algunos alimentos. Las comidas fortificadas tienen más vitamina D para la dieta de los estadounidenses, según la Office of Dietary Supplements (Oficina de suplementos alimenticios), y algunas personas pueden conseguir suficiente a través de la exposición a la luz solar. La deficiencia de vitamina D es muy común, pero puedes confundir los síntomas con alguna otra enfermedad (si es que tienes síntomas).

Prevalencia de una deficiencia

Según un artículo publicado en “Mayo Clinic Proceedings” en Agosto de 2010, la deficiencia de vitamina D tiene mucho más prevalencia de lo que se ha visto en el pasado. Entre 1988 y 1994, el 60% de los adultos caucásicos tenía suficiente vitamina D; y este el 2001 y el 2004 este número ha disminuido al 30%. En adultos afroamericanos, la suficiencia de vitamina D cayó del 10% al 5% durante el mismo periodo de tiempo.

Síntomas físicos

Puedes no darte cuenta de que tienes deficiencia de vitamina D, dice el Vitamin D Council (Consejo de vitamina D), ya que los síntomas pueden ser muy vagos, incluyendo fatiga, y dolores y malestar general, si es que llegan a presentarse. Pero hay ciertos signos que son más comunes que otros: entre las manifestaciones de esta deficiencia está el dolor en la espalda baja, un dolor punzante con sensaciones de presión en el esternón o en la tibia, y fatiga muscular. Estos síntomas a veces pueden llevar a diagnósticos erróneos de fibromialgia, síndrome de fatiga crónica o artritis, según American Family Physician.

Síntomas mentales

Si experimentas los característicos síntomas de la depresión, incluyendo una disminución de la energía, irritabilidad, pérdida de interés en las actividades y tristeza o ansiedad persistentes, una deficiencia de vitamina D podría ser la culpable. Dos estudios publicados en 2013 (uno en “Molecular Psychiatry" y otro en "British Journal of Psychiatry”) relacionan la depresión con un nivel bajo de vitamina D. Ambos estudios, sin embargo, enfatizan que debería investigarse más al respecto. Si sientes síntomas de depresión, habla con tu médico de cabecera sobre el mejor tratamiento y de las causas potenciales.

Examinar si hay deficiencias

Descubre la causa de tus síntomas pidiendo a tu doctor un examen de vitamina D, conocido como el estudio 25(OH)D. Los resultados serán medidos en nanogramas por mililitro. Aunque la definición de deficiencia varía según las organizaciones, en el artículo de 2010 de “Mayo Clinic Proceedings” reporta que una insuficiencia es usualmente categorizada cuando hay menos de 30 nanogramas por mililitro y una deficiencia cuando hay menos de 20 nanogramas por mililitro. El Vitamin D Council recomienda un nivel de 50 nanogramas por mililitro. Si tus resultados son de insuficiencia y deficiencia, habla con tu doctor sobre el mejor tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por karly silva