Síntomas de las costillas magulladas o agrietadas

Escrito por Rena Sherwood
Costillas.

Hay un par de formas en que puedes magullar o agrietar tus costillas. Puedes recibir un duro golpe a lo largo del área de las costillas o caer pesadamente sobre tu costado. Puedes también magullar o incluso fracturar una costilla al toser mucho, tal como con una neumonía bronquial o tos convulsa. La Clínica Mayo informa de que tus posibilidades de agrietar una costilla por toser son más altas si tienes osteoporosis.

Dolor agudo en el costado

Costillas magulladas.

Las costillas magulladas o con grietas pueden ser muy dolorosas. Debido a que utilizas tu cavidad torácica para respirar y tus pulmones siempre están en movimiento, el dolor es prácticamente constante. Puedes sentir un dolor más grande cuando te ríes, inhalas profundamente, giras hacia el lado magullado o toses.

Magulladuras

La tos puede agrietar las costillas.

Las magulladuras a menudo aparecen en el área del dolor, especialmente si la causa del dolor fue una lesión o un golpe. Los moretones sólo se producen a veces si la grieta fue causada por una tos.

El dolor empeora

El dolor empeora si te mueves.

MDAdvice advierte que el dolor agudo a menudo empeorará a medida que te muevas, inclines o aprietes tu costado.

Señales de emergencia

Dificultad para respirar.

Las costillas quebradas podrían perforar un pulmón. La Universidad del Estado de Oregón sugiere que si sabes que tienes una costilla agrietada y tienes dificultad para respirar o tienes una opresión repentina en el pecho, llames a una ambulancia.

Marco de tiempo

Meses para sanar.

La Clínica Mayo informa que puede tomar hasta dos meses sanar una costilla magullada o agrietada.