Síntomas de que tu cuerpo no está obteniendo suficiente hierro

El hierro se adhiere a los glóbulos rojos permitiéndoles transportar el oxígeno por el cuerpo a todos los órganos vitales. Las recomendaciones de la dosis diaria de hierro son de 8 a 18 miligramos por día dependiendo de la edad y si eres hombre o mujer. Por ejemplo, las mujeres que están en edad de procrear necesitan casi el doble de lo que un hombre de la misma edad necesita debido a la pérdida de hierro durante el ciclo menstrual. No obtener suficiente hierro en la dieta puede conducir a la anemia por deficiencia de este. Varias señales indican que tu cuerpo puede no estar recibiendo suficiente hierro.

Cansancio

La mayoría de las personas con bajos niveles de hierro experimentan fatiga. Esto puede sentirse como una letargia general, falta de energía o debilidad particularmente durante la actividad física. También las personas con bajos niveles de hierro pueden presentar fatiga mental o falta de concentración que puede afectar su rendimiento en el trabajo o en la escuela. Puedes sentir que debes sentarte o dormir con más frecuencia.

Mareos

Los bajos niveles de hierro comúnmente causan mareos debido a que hay menos oxígeno transportado al celebro. Puedes sentir vértigo o que todo a tu alrededor está girando. Esta sensación es más notoria durante una actividad física como por ejemplo caminar o subir escaleras. Si te sientes mareado debes sentarte y esperar a que cese antes de continuar cualquier actividad.

Dificultad para respirar

Los bajos niveles de oxígeno en la sangre pueden hacerte sentir falto de aliento, dificultad para respirar o presión en el pecho. El término médico para esto es disnea. Esta sensación puede sentirse cuando se hace un ejercicio como por ejemplo correr, pero con un bajo nivel de hierro esto puede ocurrir con cualquier actividad física.

Otros síntomas

Otros síntomas de que tu cuerpo no está obteniendo suficiente hierro son menos comunes y generalmente sólo aparecen con niveles extremadamente bajos de hierro. Estos síntomas incluyen dolor de cabeza e irritabilidad, cambios en el sentido del gusto y deseos de ingerir sustancias no alimenticias tales como el carbón, piedras o hielo que caracterizan la enfermedad pica. Puedes tener cambios en tu apariencia física tales como la piel pálida, una lengua lisa o inflamada y la descamación o desprendimiento de las uñas de las manos y de los pies.

Obtener suficiente hierro en tu dieta

La carne y los alimentos de origen animal tales como los huevos contienen hierro hemo, que es el tipo de hierro que más fácilmente absorbe el cuerpo; las carnes rojas tales como la de res y cordero contienen más hierro que la carne blanca como por ejemplo la del pollo. Las fuentes vegetarianas de hierro -hierro no hemo- se absorben con menos facilidad pero aún pueden proporcionar cantidades significativas. Los frijoles y las legumbres, las verduras de hoja verde y los productos de harina enriquecidos como el pan y los cereales de desayuno son buenas fuentes de hierro no hemo.

Más galerías de fotos



Escrito por jo travers | Traducido por pattricia patino