Síntomas de la conjuntivitis en niños

El ojo rosado, también llamado conjuntivitis, es una condición común que afecta a los recién nacidos. La conjuntivitis es la condición más común del ojo desde el nacimiento hasta los 6 años, según un artículo de revisión de 2007 publicado en "Infectious Disease Clinics of North America". La conjuntivitis es una infección de la mucosa de los ojos y los párpados, conocidos como la conjuntiva. La infección es causada por bacterias o virus. Los recién nacidos pueden contraer la conjuntivitis al recoger gérmenes en el canal de parto durante el nacimiento. La infección también puede transmitirse por contacto con los gérmenes después del nacimiento.

Enrojecimiento de los ojos

El primer signo de infección es la coloración roja o rosa de la parte blanca del ojo. Esto es causado por la inflamación de los vasos sanguíneos pequeños en la superficie del ojo. El enrojecimiento generalmente comienza en un ojo, pero a menudo se extiende al otro de 24 a 48 horas. El interior de los párpados también se vuelve extremadamente rojo, lo que se puede ver tirando del párpado inferior hacia abajo, hacia la mejilla del bebé.

Mocos y drenaje

Una vez que el ojo se pone rojo, el moco y el drenaje se acumula. Esto ocurre primero en las esquinas de los ojos, cubriendo eventualmente toda la superficie del ojo. Los bebés a menudo se despiertan por la mañana con los párpados cerrados enmarañados con drenaje seco. Por lo general es de color amarillento o verdoso. Se puede limpiar con un paño húmedo, pero se acumula de nuevo con relativa rapidez.

Hinchazón

Una vez que la inflamación de los párpados debido a la conjuntivitis es lo suficientemente grave, el revestimiento se inflama, causando la hinchazón de los párpados y alrededor de los ojos. La hinchazón severa puede impedir que tu bebé abra los ojos.

Síntomas limitados a los ojos

La conjuntivitis es una infección aislada para los ojos. No causa fiebre, falta de energía, cambios en los patrones de alimentación o ningún otro síntoma de todo el cuerpo. Si tu bebé tiene los ojos rojos, secreción en los ojos u ojos hinchados con otros síntomas, busca atención médica de inmediato.

Más galerías de fotos



Escrito por sara dumond, m.d. | Traducido por verónica sánchez fang