Síntomas de los celos

La mayoría de las personas experimentan los celos de vez en cuando ya sea por competencia con un hermano o un compañero de trabajo o como respuesta a una posible amenaza a la relación romántica. Es una parte normal de la vida tener una manifestación de celos una que otra vez, informa la psicóloga clínica Lisa Firestone coautora de “Conquer Your Critical Inner Voice” (Conquista tu voz interior). No importa cuál sea la fuente del sentimiento de celos, siempre se experimentan muchos de los mismos síntomas.

La desconfianza y el miedo

Los celos ocurren por una falta de confianza y miedo en la relación, de acuerdo con la psicóloga Susan Heitler, autora de “From Conflict to Resolution” (Del conflicto a la solución). Con los niños: un niño puede temer que uno de sus padres ame más a su hermano y por esta razón amen menos al niño celoso. En una relación romántica, puedes sentir que un rival te robará a tu pareja o que tu cónyuge se sienta atraído por otra persona y pueda abandonarte. Los celos demuestran preocupación sobre el futuro de la relación. El miedo y la desconfianza se pueden manifestar por una amenaza real, imaginaria o proyección de tus propios sentimientos por alguien que te tienta a ser infiel.

Síntomas de baja autoestima

Es frecuente que los celos se manifiesten con una baja autoestima, rabia hacia la persona que amenaza tu relación, tristeza, inseguridad en la relación, vergüenza y pensamientos autocríticos, según opina la terapeuta y consejera licenciada Kim Olver. Tu respuesta negativa puede incluso llevarte a la depresión, sugieren los autores Michael Kingham y Harvey Gordon en un artículo del 2004 para “Advances in Psychiatric Treatment” (Avances en tratamientos psiquiátricos).

Acciones precipitadas por los celos

En una relación romántica puedes estar sobre alerta en respuesta a los celos. Puedes manifestar esto al monitorear los movimientos de tu pareja, comunicaciones y el historial de navegación de Internet, espiar a tu pareja o invadir su privacidad para determinar quién es tu rival o si te es infiel. Puedes sabotear los esfuerzos de un rival en una relación laboral. Estas acciones son negativas y no mejorarán la situación. Mejora tu autoimagen mediante pensamientos positivos y tomando mejores decisiones que beneficien a tu pareja y a tus compañeros de trabajo. Habla con tu pareja sobre las razones por las cuales sientes que la relación está en peligro. Habla con un terapeuta si no puedes poner fin a las acciones de celos cuando no hay una amenaza real o si tus acciones están fuera de proporción con la amenaza.

Celos peligrosos

Los síntomas y las acciones resultantes de los celos mórbidos van más allá de los límites normales. Puedes experimentar pensamientos invasivos y excesivos, preocupándote por la fidelidad sexual de tu pareja, reclamando propiedad exclusiva de los sentimientos románticos de tu pareja y comportarte irracionalmente acusándole de infidelidad cuando no existen pruebas, de acuerdo con Kingham y Gordon. Puedes proyectar comportamiento infiel en tu pareja debido a comportamientos infieles de un padre o pareja previa. Si experimentas estos síntomas busca ayuda profesional para superar la necesidad de controlar a tu pareja y manejar tu ira.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn rateliff barr | Traducido por pattricia patino