Síntomas de cáncer ovárico en etapa tardía

El cáncer ovárico, que comienza a desarrollarse en el ovario, no es tan común como las demás formas de cáncer en mujeres y hombres. La mayoría de los casos de cáncer ovárico se diagnostican durante la etapa avanzada de esta enfermedad, porque es difícil que las mujeres reconozcan un conjunto de síntomas típicos, pero poco específicos, como posibles indicadores de la enfermedad; sólo se experimentan como un problema en el tracto digestivo. A menudo, cuando se detecta el cáncer ovárico, el tumor ya no se limita al ovario y los síntomas son graves.

Incremento del tamaño abdominal y sensación de inflamación

La inflamación en el abdomen es el síntoma más común en mujeres que experimentan cáncer ovárico. Este síntoma se produce por la acumulación de líquido, denominado ascitis, y se cree que está relacionado con la obstrucción del drenaje linfático a causa de las células cancerígenas. Más del 50 por ciento de las mujeres con cáncer de ovario en etapa tardía tiene ascitis, según un artículo publicado en mayo de 2007, en la publicación "Annals of Oncology". La cantidad de fluido presente puede ser excesiva y producir un aumento de peso y un aumento notable en la circunferencia abdominal. Las células cancerígenas se desprenden cuando el tumor flota en el líquido ascitis, y el volumen de líquidos puede llegar a ser tan incómodo que el médico deberá drenarlo fuera del abdomen en un procedimiento denominado paracentesis. En general, este procedimiento se repite al menos una vez en el transcurso de la enfermedad.

Dolor pélvico y abdominal

Las mujeres que sufren de cáncer ovárico en etapa tardía son mucho más propensas a experimentar dolor en la región pélvica, el abdomen o en ambos. El dolor puede tener causas múltiples. La ascitis puede causar dolor abdominal o pélvico; una masa de tumor sólida puede producir una protuberancia que se puede sentir en el abdomen. Según un artículo publicado en agosto de 2009, en la publicación “Gynecologic Oncology, (Oncología Ginecológica), aproximadamente el 15 por ciento de las mujeres con cáncer de ovario en etapa tardía son capaces de sentir el tumor en el abdomen, y al menos el 35 por ciento informa que sienten el abdomen distendido y duro. Esta enfermedad se extiende desde la pelvis hacia los órganos reproductores y el intestino grueso. El desarrollo tumoral en el epiplón, una capa de grasa que protege a varios órganos en la región pélvica, es común. La infiltración del epiplón y las estructuras circundantes, como el estómago, es una fuente de dolor abdominal significativo en mujeres que sufren de cáncer ovárico en etapa tardía.

Otros síntomas

Los síntomas adicionales que se asocian en gran medida con las etapas temprana y tardía del cáncer de ovario son la falta de apetito o náuseas, fatiga, orina frecuente y estreñimiento. La dificultad para comer, por ejemplo sensación de saciedad antes de la comida, es el más importante de estos síntomas, ya que se asocia de forma significativa con la presencia de cáncer ovárico. Un estudio de casos y controles publicado en agosto de 2009 en la publicación “Gynecologic Oncology” (Oncología Ginecológica), informó que existe una relación entre el sangrado vaginal anormal, no asociado con la menstruación, y el cáncer de ovario. Sin embargo, los datos y estadísticas 2013 de la Sociedad Estadounidense sobre el Cáncer informa que el sangrado vaginal anormal no es un síntoma frecuente en mujeres con cáncer ovárico, aunque es típico en otros tipos de cáncer.

Síntomas que necesitan de evaluación médica

Debido a la etapa tardía en la que se suele diagnosticar el cáncer ovárico, en el curso se la historia el éxito en el tratamiento de esta enfermedad ha sido más bajo que en otros tipos de cáncer. Los análisis recientes indican que las mujeres con cáncer de ovario en etapa tardía experimentan una constelación de síntomas: inflamación y dolor pélvico y abdominal, síntomas digestivos que involucran la dificultad para alimentarse y la micción frecuente. Según un artículo publicado en enero de 2007 en la publicación "Cancer" (Cáncer), cuando estos síntomas comienzan en el plazo de un año y duran más de 12 días por mes, hay razones para sospechar de la presencia de cáncer ovárico y buscar ayuda médica.

Más galerías de fotos



Escrito por margaret baker, phd | Traducido por vanesa sedeño