Los síntomas de la alergia a los lácteos en los adultos

Los síntomas de la alergia a los lácteos en adultos son menos comunes que en los niños, pero tienen una tendencia a ser más persistentes. Los síntomas en la piel, respiratorios y gastrointestinales pueden ocurrir por separado o pueden solaparse. En los casos más severos, la anafilaxia es un síntoma potencialmente mortal. Un artículo en la edición de marzo de 2007 de "Small Ruminant Research", señala que la leche de vaca contiene más de 20 proteínas que pueden causar reacciones alérgicas.

Cambios en la piel

Si las personas que son alérgicas beben o comen productos lácteos pueden experimentar una erupción que se extiende sobre el rostro y el cuerpo, además de urticaria. También se ha informado un eccema, descrito como manchas secas en la piel con picazón. La piel puede hincharse en sus capas más profundas, una condición llamada angioedema. Estos síntomas pueden ocurrir inmediatamente después de consumir un producto lácteo o un día después. Cuando las reacciones se producen horas más tarde, puede ser más difícil identificar la alergia a los productos lácteos como la causa.

Síntomas digestivos

De acuerdo a las recomendaciones publicadas en 2010 por la World Allergy Organization, si tienes una alergia a los productos lácteos, la leche que consumes puede inflamar todo tu tracto gastrointestinal, comenzando por la boca. El síndrome de alergia oral, o hinchazón de labios, puede ocurrir como estás bebiendo leche. Tu esófago también puede inflamarse, lo que dificulta la deglución y causa vómito. Los síntomas similares a la enfermedad por reflujo gastroesofágico también se han informado, así como la distensión abdominal, calambres de estómago, estreñimiento y diarrea.

Problemas respiratorios

Los síntomas respiratorios por lo general se presentan con otros síntomas. Las dificultades respiratorias superiores son más comunes e incluyen rinitis, un término usado para abarcar muchos síntomas diferentes, tales como estornudos, secreción nasal, cosquilleo en la garganta y picazón en las fosas nasales. Las sibilancias, opresión en el pecho y falta de aliento son los síntomas del tracto respiratorio inferior. Ambos son poco comunes y más graves que los síntomas de las vías respiratorias superiores. Aunque es raro, la inhalación de proteínas de la leche puede llevar a una reacción asmática. Esto puede ocurrir al respirar, ya sea la leche en polvo o el vapor de la leche hirviendo.

Reacción anafiláctica

El más grave síntoma de una alergia a la leche es la anafilaxia, que por lo general comienza en cuestión de minutos después de la ingestión. Es una reacción sistémica, lo que significa que afecta a varios órganos. Además de los síntomas ya descritos, la constricción de la garganta puede hacer que sea difícil respirar. Las sibilancias, temblores, desmayos y convulsiones también son síntomas conocidos de la anafilaxia. La reacción anafiláctica al consumo de lácteos es una emergencia médica que requiere tratamiento inmediato.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. adrienne mcleod | Traducido por barbara obregon