Síntomas de alergia a las fresas

Si eres alérgico a las fresas, tu sistema inmune dispara la producción de IgE (inmunoglobulina E), un anticuerpo e histamina cada vez que comes fresas. La producción de anticuerpos e histamina causan síntomas específicos en el cuerpo, y de acuerdo al Instituto Nacional de Salud, los síntomas usualmente ocurren dentro de las siguientes 2 horas después de la ingestión. Además de evitar comer fresas, ten cuidado con los productos que las contienen, como condimentos, jugos, yoghurts, helados y alimentos horneados, o alimentos que han sido manejados o preparados cerca de las fresas.

Síntomas orales

Los primeros síntomas que ocurren con una alergia a los alimentos, como las fresas, usualmente ocurren en el área de la boca. Puedes tener una sensación de cosquilledo dentro o alrededor de la boca. Poco después del cosquilleo puede presentarse inflamación, que puede afectar los labios, la boca, la lengua y la garganta, que puede sentirse como si se estuviera cerrando. La inflamación de la garganta es un síntoma muy serio y debes buscar ayuda médica inmediatamente, pues podría cortar el flujo de aire a los pulmones.

Síntomas en la piel

Los síntomas de alergia a las fresas también es visible en la piel. Podrías presentar súbitamente manchas rojas en la piel, como urticaria, acompañadas por comezón. El enrojecimiento que se desarrolla en la piel podría no ser manchas o urticaria, también puede presentarse como erupción generalizada o eccema. Podrías notar inflamación en las manos, los dedos o el área de la cara. Además de la inflamación de la piel de la cara, podrías tener ojos llorosos y con comezón además de flujo nasal o nariz congestionada.

Síntomas gastrointestinales

Una alergia a las fresas puede afectar el sistema gastrointestinal también. Los síntomas incluyen náusea, vómito y malestar estomacal generalizado, de acuerdo al Centro Médico de la Universidad de Maryland. Estos síntomas pueden acompañarse de diarrea, inflamación abdominal, cólicos y dolor estomacal.

Síntomas respiratorios

Los síntomas respiratorios son los más perturbadores de la alergia a las fresas, y pueden ser los más severos. Pueden ocurrir en minutos u horas después de comer fresas o un producto que las contenga, e incluyen problemas para respirar, posiblemente acompañado de sibilancias y opresión en el pecho. Estos síntomas podrían o no estar acompañados de dolor en el pecho, pero si la reacción alérgica es severa, podrías experimentar pulso rápido, caída súbita de la presión sanguínea, mareo, desmayo, shock y pérdida de la conciencia. Si experimentas cualquiera de estos síntomas cuando comes fresas, o cualquier alimento, busca ayuda médica inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por traci joy | Traducido por lou merino