Síntomas de accidente cerebrovascular y visión periférica

Algunos de los nervios de los ojos se cruzan de izquierda a derecha y viceversa en su camino hacia el cerebro. Un infarto en el centro de la visión en 1 lado del cerebro no causará ceguera total en 1 ojo, sino ceguera parcial en ambos ojos. La medida de la pérdida de la visión depende de la parte exacta del cerebro afectada, pero los dos ojos serán afectado de la misma manera. La visión central, la capacidad de ver los objetos que están directamente delante, rara vez se ve dañada. La visión periférica, la percepción de los objetos a uno y otro lado, se pierde en determinados patrones que reflejan la ubicación del daño cerebral.

Ceguera en la mitad del campo visual

Los más grandes ictus en el centro de la visión producen el efecto de una cortina negra desplegada a través de 1 lado de la habitación. Los objetos tanto en el lado izquierdo como en el derecho no serán visibles a menos que gires para verlos directamente de frente. Los ataques en tu cerebro derecho te cegarán para los objetos de la izquierda, mientras que los del cerebro izquierdo te cegarán para los objetos de la derecha.

La ceguera en una parte del campo visual

Los ataques intermedios producen ceguera en aproximadamente el 25 por ciento del área normalmente visible para ti. El efecto es como si el cuadrante de un reloj se viera negro en cuartos, del 12 al 3, del 3 al 6, del 6 al 9 o del 9 al 12.

Islas de ceguera

Los ictus visuales más pequeños afectan áreas de menos del 25 por ciento del campo visual. La sensación es como si te hubieras pegado un trozo de papel negro en la misma posición en ambos lentes, derecho e izquierdo, de unas gafas de natación. Las islas de ceguera cruzarán tu campo de visión a medida que mueves los ojos o giras la cabeza, pero siempre vas a permanecer en la misma posición con respecto al centro de tu visión.

El accidente cerebrovascular es una emergencia médica

Algunos accidentes cerebrovasculares pueden ser temporales y se resuelven sin tratamiento en cuestión de minutos. Otros pueden ser permanentes. En cualquier caso, es imprescindible llamar al 911 y solicitar tratamiento de emergencia en un hospital. La pérdida de la visión a menudo puede ser revertida si el tratamiento se inicia dentro de las primeras 2 a 4 horas. Incluso la pérdida temporal de la visión es una señal de advertencia de una apoplejía más prolongada o permanente y debe ser evaluada como urgente.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. c. richard patterson | Traducido por mar bradshaw