Síntomas de abstinencia de la suboxona

El U.S. Department of Health and Human Services informa que 341.000 personas fueron tratadas médicamente por la adicción a la heroína en 2008. Según su fabricante, Reckitt Benckiser Pharmaceuticals (RBP), la suboxona es un medicamento recetado para el tratamiento médico de la dependencia a los opiáceos, y se toma colocando el comprimido bajo la lengua hasta que se disuelva. La suboxona es en realidad una combinación de dos medicamentos: la buprenorfina sirve para disminuir los síntomas de abstinencia de opiáceos, y la naloxona contrarresta los efectos de los opioides cuando la droga se inhala o se inyecta, lo que desalienta el uso indebido. Sin embargo, la suboxona también viene con posibles síntomas de abstinencia.

Síntomas físicos

El ingrediente principal de la suboxona, la buprenorfina, es en sí mismo un opiáceo, sin embargo, es de acción prolongada, y no produce el intenso efecto que otras drogas opiáceas tienen. Según MedlinePlus, los síntomas de abstinencia de opiáceos pueden acompañar el tratamiento con suboxona si el paciente no es retirado de la medicación. Los síntomas de abstinencia comunes que acompañan el consumo de suboxona incluyen diarrea, ansiedad, fiebre, estornudos, secreción nasal, escalofríos, sensaciones anormales en la piel (hormigueo, adormecimiento), vómitos, náuseas, dolor, rigidez muscular, taquicardia, temblores, sudoración e insomnio. Todos estos son síntomas que los Merck Manuals describen como síntomas de abstinencia característicos de las drogas opiáceas, incluyendo la heroína.

Síntomas conductuales

Anasthesia Assisted Medical Opiate Detoxification, Inc (AAMOD) informa que los signos evidentes de abandono de las drogas opiáceas, incluyendo la suboxona, incluyen cambios en el comportamiento. Por ejemplo, un individuo puede llegar a preocuparse, o incluso estar obsesionado, con la obtención de más droga. Según AAMOD, la suboxona tiene un alto potencial de convertirse en una droga de abuso, y los que la dejan pueden participar en conductas de búsqueda de drogas extremas, como compras de médicos y/o conducta delictiva para obtener más droga.

Síntomas psicológicos

Según AAMOD, algunas personas que dejan el ingrediente buprenorphine de la suboxona experimentan síntomas psicológicos. Estos pueden incluir alucinaciones, como ver, oír y sentir cosas que no están allí.

Más galerías de fotos



Escrito por leah diplacido, ph.d. | Traducido por mar bradshaw