Síntomas por abstinencia de alcohol después de 5 días

The National Institutes of Health informa que el alcoholismo es una enfermedad crónica con cuatro características esenciales: un alcohólico deseará el alcohol, no podrá dejar de beber, tendrá síntomas de abstinencia física y necesitará mayores cantidades de alcohol para sentir un efecto. Los síntomas de abstinencia más agudos suceden en los primeros días de desintoxicación. Los síntomas posteriores a la desintoxicación se llaman síntomas de abstinencia post-agudos, o PAWS, por sus siglas en inglés.

PAWS

Los síntomas de abstinencia post-agudos (PAWS) son todos los síntomas que experimentarás después de tu desintoxicación del alcohol. A diferencia de los síntomas agudos de abstinencia, que consisten de varios síntomas que la mayoría de personas experimentan, los síntomas que se producen después de la desintoxicación no afectan a toda la gente. Algunas personas experimentan los PAWS durante unos meses, mientras que otras lo hacen durante un año o más. Entre los síntomas más comunes están los cambios de humor, irritabilidad, fatiga, trastornos del sueño, problemas de concentración, problemas cognitivos y de memoria.

Ansiedad

Muchas personas beben para afrentar problemas sociales y familiares. Cuando se deja de utilizar el alcohol para calmar los miedos, una persona en recuperación puede sentir miedo cuando no haya peligro. La ansiedad puede presentar síntomas físicos, como la sensación de mareo, rápidas palpitaciones o dolor de estómago.

Cambios de ánimo

Manor House, un programa de rehabilitación para drogadictos, explica que, durante un período de intoxicación crónica, el cerebro sufre cambios químicos y se pueden provocar daños. Después de la desintoxicación, es normal pasar por cambios de ánimo, ya que en el pasado un alcohólico controlaba sus estados de ánimo a base del alcohol. Al haber pasado de seis meses a dos años después de lograr la sobriedad, una persona en recuperación será más propensa a deprimirse, a sentirse enojado y a volverse irritable y triste.

Trastorno cognitivo

Después de recibir tratamiento para el alcoholismo, es normal tener pensamientos acelerados, que pueden facilitar la distracción. Algunas personas se quejan de sentirse dispersas o de la falta de concentración. El Family Intervention Center of Virginia informó que "la habilidad de razonamiento sufre también en las primeras etapas de la recuperación". Por lo general, esta desaparece al cabo de 6 a 12 meses.

Insomnio

No es raro tener problemas para dormir, incluso si te sientes cansado, durante varios meses después de recuperarte de la adicción al alcohol. En el año 2006, la revista Addiction Biology publicó un estudio realizado por Watanabe Kei-Ichiro, quién encontró que en un grupo de 27 pacientes ingresados ​​en el hospital por dependencia al alcohol, la mayoría comenzó a tener síntomas de insomnio después de que dejaron de consumir alcohol. El periodo más activo del insomnio, de hecho, se produjo después de 160 días de estar sobrios. Los pacientes sufrieron por falta de sueño en un promedio de 4,4 noches, de un total de 10.

Pérdida de memoria

El Family Intervention Center of Virginia ha reportado que la pérdida de memoria es uno de los PAWS más comunes posteriores a la desintoxicación de alcohol. La memoria a corto plazo (información obtenida en los últimos 30 minutos) es un reclamo común. En este caso ayuda el tener paciencia, evitar lo que motiva estrés, y tratar de desarrollar una rutina constante para los primeros días de recuperación.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon marks | Traducido por eduardo sanchez