Síndrome de túnel carpiano y posturas de yoga

Si experimentas regularmente un cosquilleo o atontamiento en tus manos o dedos, podrías tener el síndrome del túnel carpiano. Este es una condición dolorosa progresiva de la mano y el brazo generado por un nervio pinchado en tu muñeca. Algunas posturas de yoga específicas podrían aliviar y prevenir esta enfermedad pero si no se la trata, podría resultar en daño nervioso permanente. Por favor, consulta a tu doctor antes de usar yoga como tratamiento.

Yoga para túnel carpiano

Para ayudar a tratar y prevenir el síndrome de túnel carpiano con yoga, necesitarás practicar poses que fortalezcan los músculos flexores del antebrazo, dice el fundador de Anusara Yoga, John Friend. Los músculos flexores están en la parte inferior del antebrazo. Dependiendo de la severidad de tu condición, podrías tener que empezar con posturas que ejerzan menos peso en la articulación de tu muñeca. Ve pasando gradualmente a posturas más difíciles, prestando mucha atención a mantener la alineación apropiada.

Postura de la oración

Para realizar la postura de la oración, tienes que estar sentado o parado. Empieza doblando tus codos y junta tus palmas delante de tu pecho. Luego baja tus manos hasta que tus antebrazos y dedos estén a un ángulo de 90º. Sostén esta posición durante 30 segundos y luego descansa. Podrías repetir esta postura varias veces al día.

Variación de la postura de vara

Para fortalecer los músculos flexores del antebrazo, prueba practicar una variación de la postura de vara. Mientras estás sentado en el piso, estira ambas piernas frente a ti y coloca tus palmas en el suelo cerca de tus caderas. Ahora apunta tus dedos hacia adelante y sostén la pose durante 30 segundos. Repite esta postura dos veces.

Postura acunada para la cervical

Para realizar esta postura, siéntate en una posición cómoda en el suelo o en una silla. Entrelaza tus dedos y colócalos en tu nuca. Tira suavemente tus omóplatos hacia abajo y estira tus codos uniéndolos hacia delante. Ten cuidado de no aumentar la curva natural de tu cuello. Sostén esta posición durante al menos un minuto.

Más galerías de fotos



Escrito por grace wathen | Traducido por maría marcela mennucci