Signos tempranos de cálculos renales

Los cálculos renales, que también se llaman urolitiasis o nefrolitiasis, se forman cuando minerales en el cuerpo anormalmente se acumulan y endurecen, produciendo una masa pequeña o piedra. Cada año, más de 500.000 personas buscan atención médica de emergencia para problemas relacionados con las piedras del riñón, según la National Kidney Foundation. Las personas que desarrollan alguna de las señales de alerta temprana de cálculos renales deben consultar a un médico de inmediato para evitar complicaciones adicionales.

Dolor abdominal o de espalda

La característica señal de advertencia temprana de cálculos renales es el dolor. Los riñones se colocan en ambos lados de la espalda inferior. En consecuencia, las sensaciones de dolor debido a cálculos renales surgen típicamente dentro de esta región del cuerpo. El dolor puede ser grave y por lo general se desarrolla repentinamente, explican los expertos médicos con la National Kidney y Urologic Diseases Information Clearinghouse. En algunos pacientes, el dolor de la espalda baja puede irradiar a las regiones inferiores del abdomen o la ingle. El dolor de espalda intenso o dolor abdominal pueden interferir con la capacidad del paciente para sentarse o moverse normalmente. Cualquier persona que experimenta, este tipo de dolor de forma repentina debe buscar atención médica inmediata, ya que estos signos también pueden ser síntomas de otros problemas médicos, como la apendicitis o una infección renal.

Cambios de orina

Cuando una piedra de riñón pasa a través del tracto urinario de un paciente, puede dañar los pequeños tubos que llevan la orina fuera del cuerpo. Cuando esto ocurre, los pacientes pueden notar cambios en la apariencia o dolor al orinar. Los pacientes con cálculos renales pueden excretar pequeñas cantidades de sangre en la orina como una señal de advertencia temprana de esta condición, según indican los profesionales de la salud del American Kidney Fund. Como resultado, la orina de un paciente puede aparecer anormalmente oscura o de color rojo. Algunos pacientes también pueden observar que su orina emite un olor inusualmente fuerte o desagradable, advierte la National Kidney Foundation.

Orina frecuente y dolorosa

Los cálculos renales que pasan a la vejiga pueden irritar e inflamar este órgano. La irritación de la vejiga puede provocar dolor al orinar o ganas frecuentes de ir al baño, una señal temprana de cálculos renales, según explican los profesionales médicos en Mayo Clinic.com. La necesidad frecuente de orinar, urgencia o dolor puede ser un signo de otros problemas médicos, tales como una infección del tracto urinario o enfermedad de transmisión sexual. Los pacientes afectados deben discutir estos signos de alerta temprana con un médico.

Síntomas típicos de la gripe

Algunos pacientes pueden desarrollar una infección si un cálculo renal se queda atrapado en el tracto urinario. La infección puede causar signos de alerta temprana de fiebre o escalofríos en los pacientes afectados, de acuerdo con el American Kidney Fund.

Más galerías de fotos



Escrito por rae uddin | Traducido por mariana nonino