Signos y síntomas relacionados con las verdaderas contracciones

Las contracciones del útero anuncian la primera fase del trabajo de parto. Las contracciones preparan el útero para el nacimiento del bebé. También llamadas dolores de parto, están asociadas con la dilatación progresiva del canal de parto. A veces las mujeres pueden confundir otras causas de dolor abdominal con las verdaderas contracciones del útero. Estas otras causas del dolor son conocidas como "dolores falsos" o "contracciones Braxton-Hicks". Las mujeres que se creen en trabajo de parto deben llamar a su médico o visitar la sala de emergencias. Los médicos pueden determinar si el trabajo se ha iniciado sobre la base de un examen pélvico.

Regularidad

El dolor de contracciones debe ocurrir a intervalos regulares, y entre estos intervalos, el dolor debe desaparecer. El dolor debe durar más de un minuto antes de remitir. El tiempo entre las contracciones puede ser de aproximadamente cinco minutos en la primera; este intervalo disminuye gradualmente con el tiempo. Por el contrario, un falso dolor del parto no se produce a intervalos regulares. Aunque el dolor puede ir y venir, no lo hace de manera regular.

Incremento de la severidad

La fuerza de las contracciones uterinas aumenta con el tiempo, lo que puede causar un aumento gradual en el dolor del parto. Las contracciones se pueden sentir a través de la parte frontal del abdomen. A medida que el útero se contrae, se vuelve duro como una roca. Después de la contracción, vuelve a su dureza normal. En contraste, las contracciones Braxton-Hicks no aumentan en intensidad con el tiempo y no están asociadas con cualquier cambio en la consistencia del útero. Algunas mujeres describen las contracciones Braxton-Hicks como malestar en vez de dolor.

Localización del dolor

El dolor de las contracciones se siente en la parte inferior del abdomen y la pelvis. El dolor también se puede sentir en los lados del abdomen y los muslos. El verdadero trabajo de parto puede estar asociado al dolor de espalda que se produce con cada contracción. Los falsos dolores de parto, en cambio, suelen causar molestias en la parte baja del abdomen y la ingle, pero por lo general son vagos y difíciles de identificar. El dolor con las contracciones se produce independientemente de cualquier cambio en la posición o con el movimiento. Los falsos dolores de parto pueden disminuir o cambiar en función de la posición de la mujer.

Otros signos

Las contracciones verdaderas pueden estar asociadas con un número de otros signos. "Show" se refiere a una secreción de moco y la sangre de la vagina. Esto es debido a la dilatación del cuello del útero, que desaloja moco y sangre. Un médico que te realiza un examen pélvico puede determinar si las contracciones se producen buscando un cuello uterino más corto y dilatado. Además, las membranas fetales pueden romperse, produciendo un gran chorro de líquido claro de la vagina. Estos síntomas no ocurren con las falsas contracciones.

Más galerías de fotos



Escrito por sriram ramgopal | Traducido por verónica sánchez fang