Signos y síntomas de poco aumento de peso en el recién nacido

Como nueva mamá, puedes preocuparte por todo, desde que se enganchen diminutos dedos de tu bebé en las mangas de un traje de una sola pieza hasta por qué tu bebé adorable parece tener un caso grave de caspa. Preocuparse por la cantidad de peso que tu bebé está ganando, especialmente si estás amamantando y no puedes ver realmente lo mucho que está comiendo, puede estar en la parte superior de la lista. Saber cuáles son los signos que debes buscar puede ayudar a asegurarte de que tu bebé está recibiendo suficiente alimento y saber cuándo debes llamar a su pediatra.

Los hechos

Un bebé normal, uno que ha nacido después de 38 semanas de gestación sin problemas maternos o fetales, por lo general pesa entre 6 y 9 libras (2,72 y 4,08 kg), según la Asociación Estadounidense del Embarazo. Es normal que los recién nacidos pierdan peso, tanto como el 10 por ciento de su peso al nacer si estás amamantando, durante su primer semana, ya que se acostumbran a comer por su cuenta. Después de eso, la mayoría de los recién nacidos ganará 5-7 onzas (155,5 a 217,7 gr) por semana, por lo que cuando tienen 3 ó 4 meses de edad, habrán duplicado su peso al nacer, según la Asociación Estadounidense del Embarazo.

Cifras

Los recién nacidos suelen ver al pediatra a los pocos días después de nacer y a los 2 meses. Como los niños, van a ir a ver al médico a los 4, 6, 9 y 12 meses. Tu pediatra pesará y medirá a tu bebé y trazará su crecimiento. Estas tablas de crecimiento te dará la medida más clara de aumento de peso de tu bebé. Si tu hijo es pequeño o más grande, quieres ver consistencia en su ritmo de crecimiento, si está en el 50 por ciento en su primer semana de chequeo, el pediatra puede estar preocupado si cae al 25 por ciento en su chequeo de 2 meses. En general, los bebés deben ganar alrededor de un promedio de 1/2 onza (15 gr) por día después de la primera semana o 1 libra (453,6 gr) por mes, de acuerdo con el Hospital de Niños de Pittsburgh.

Hábitos alimenticios

Algunos bebés sólo parecen crecer más rápido que otros, pero los hábitos alimenticios de tu bebé pueden darte pistas sobre si está comiendo lo suficiente para el crecimiento normal. Cuando nace el bebé, querrá comer con frecuencia, pero sólo un poco en cada sesión de alimentación, porque su pequeño estómago es del tamaño de una avellana: sólo lo suficientemente grande como para contener un par de cucharadas a la vez, explica womenshealth.gov. Después de la primera semana, el estómago de tu bebé debe ser lo suficientemente grande como para contener alrededor de 2 onzas (62 gr) a la vez. Espera que tu bebé coma cada dos o tres horas o de ocho a 12 veces al día. Si tu bebé parece satisfecho después de sus comidas (no llorar o hacer sonidos inquietos) o si vuelve la cabeza y cierra los labios, él ha tenido suficiente para comer por el momento. Si todavía tiene hambre después de comer (si llora, chupa el puño o se queja) no puede haber comido suficiente, lo que puede acabar afectando su aumento de peso.

Evidencia del pañal

Si estás amamantando, no se puede medir la cantidad de leche que tu recién nacido está recibiendo en una sesión, pero la comprobación de pañales puede darte un indicio. En su tercer día, tu bebé debe tener cerca de seis pañales mojados y tres evacuaciones al día, de acuerdo con WomensHealth.gov. Su orina debe ser clara o de color amarillo claro (orina de color amarillo o naranja oscuro puede ser una señal de que no está comiendo lo suficiente). Después de la cuarta jornada, las deposiciones de tu bebé deben ser de color amarillento, sueltas y oscuras.

Más galerías de fotos



Escrito por holly l. roberts | Traducido por daniela laura arjones