Los signos y síntomas de un nivel bajo de progesterona

La progesterona desempeña un papel importante en la regulación de tu ciclo menstrual. Esta hormona también ayuda a mantener un adecuado revestimiento uterino para la implantación de un embrión en caso de quedar embarazada. Un nivel de progesterona bajo puede afectar tu ciclo menstrual, causar síntomas en la perimenopausia o amenazar un embarazo. Sin embargo, es posible que no notes ningún síntoma de un nivel bajo de progesterona. Tu médico puede verificar los niveles de progesterona en la sangre o mediante el estudio de un pedazo de tejido del revestimiento del útero.

Los niveles normales de progesterona

Los niveles de progesterona fluctúan durante el ciclo menstrual. Tu nivel de progesterona es normalmente bajo, menos de 1,5 nanogramos por mililitro, o ng / ml, hasta la ovulación o cuando liberes un óvulo maduro del ovario. El cuerpo lúteo, que es el cascarón sobrante de los restos del folículo que contenía el óvulo, produce progesterona después de la ovulación. La progesterona ayuda a estimular el engrosamiento de las paredes del útero, preparándolo para que un embrión se implante. Aproximadamente 7 días después de la ovulación, los niveles de progesterona deben elevarse a 10 ng / ml o más. Un nivel por debajo de esto se considera bajo. Durante el embarazo, los niveles de progesterona se mantienen en niveles de postovulación o superior.

La baja progesterona y tu ciclo menstrual

Si el cuerpo lúteo no produce una cantidad adecuada de progesterona, el revestimiento del útero no se espesará como debería. Normalmente la progesterona mantiene el revestimiento del útero durante aproximadamente 14 días. Después de esto, el cuerpo lúteo comienza a deteriorarse, los niveles de progesterona caen y el revestimiento del útero comienza a desprenderse. Esto es lo que ocurre durante un período normal. Si tu nivel de progesterona es bajo, el revestimiento podría empezar a soltarse temprano y podrías tener tu período antes de lo esperado. La baja progesterona también puede causar manchas de sangre entre la ovulación y la menstruación. Una revisión de los estudios publicados en "British Medical Journal" en octubre de 2001 informó de que los niveles bajos de progesterona no causan síntomas premenstruales, y que tomar progesterona no mejora el PMS (sigla en inglés de síndrome premenstrual). Sin embargo, una revisión de marzo de 2012 de los estudios disponibles en "Cochrane Database of Systematic Reviews" concluyó que no queda claro si la progesterona es beneficiosa para el tratamiento del síndrome premenstrual. Se necesita investigación adicional para aclarar el papel de la progesterona como posible causa o el tratamiento para el PMS.

Baja progesterona durante el embarazo

Alrededor de la octava semana de embarazo, la placenta se ha desarrollado lo suficiente como para abastecer la progesterona que tu cuerpo necesita para mantener el revestimiento del útero. Hasta ese momento, el cuerpo lúteo suministra la progesterona necesaria. Si tienes niveles bajos de progesterona después de la ovulación, el revestimiento del útero no se puede desarrollar suficientemente bien como para mantener un embarazo. Podrías experimentar pérdida recurrente del embarazo temprano, posiblemente incluso antes de darte cuenta de que estás embarazada. Si te sometes a un tratamiento de fertilidad, tu médico podría revisar tus niveles de progesterona después de la ovulación y medir el grosor del revestimiento uterino a través de ultrasonido. En 2011, la Food and Drug Administration de Estados Unidos aprobó el uso de la progesterona en el embarazo para prevenir el parto prematuro en mujeres con antecedentes de pérdida de embarazo. El American College of Obstetrics and Gynecology apoya este uso.

Baja progesterona y menopausia

Durante la perimenopausia, el tiempo en que los periodos menstruales se vuelven irregulares antes de que cesen completamente, cae la producción de progesterona. Las manchas de sangre pueden ocurrir cuando los niveles de estrógeno se mantienen altos, pero los niveles de progesterona caen. Los niveles bajos de progesterona también pueden contribuir a la pérdida ósea en mujeres perimenopáusicas, según señala un artículo de agosto de 2010 de "Journal of Osteoporosis". Aunque la pérdida ósea, por lo general, no produce síntomas, se puede detectar con pruebas especiales y puede aumentar tu riesgo de sufrir fracturas.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por javier enrique rojahelis busto