Signos y síntomas de la mala nutrición

Los alimentos contienen nutrientes, las sustancias nutritivas que le dan a tu cuerpo los materiales y la información que necesita para funcionar bien. Perderte de nutrientes importantes puede tener un efecto perjudicial en los procesos metabólicos que ocurren en tu cuerpo. Por el contrario, obtener demasiada comida o alimentos que le da a tus cuerpo señales erróneas, como los alimentos procesados​​, puede hacerte tener sobrepeso y desnutrición a la vez. Por otra parte, el alto consumo de alimentos poco saludables aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes, enfermedades del corazón y la artritis.

Sistema inmunológico frágil

La mala nutrición puede causar deficiencias de ciertos micronutrientes que ayudan a aumentar tu inmunidad y la ingesta insuficiente de macronutrientes y energía. Tales deficiencias de nutrientes pueden desactivar la respuesta inmune. Debido al deterioro del sistema inmune, eres más propenso a desarrollar infecciones y enfermedades, que en conjunto pueden agravar los estados de desnutrición por la disminución de la absorción de nutrientes, favoreciendo la pérdida de nutrientes y cambiando el metabolismo de tu cuerpo.

Niveles de azúcar en la sangre que oscilan salvajemente

Comer una dieta que no está a la altura de los nutrientes vitales puede alterar los mecanismos que gestionan tus niveles de azúcar, lo que lleva a la hipoglucemia o hiperglucemia. La hipoglucemia significa azúcar bajo en sangre, mientras que la hiperglucemia significa azúcar alto. La falta de alimentos nutritivos y saltarte las comidas puede provocar hipoglucemia. Puedes experimentar los síntomas de hipoglucemia, tales como dolor de cabeza, sudoración excesiva, mareos, depresión, fatiga y visión borrosa. Por otro lado, comer demasiada comida puede causarte hiperglucemia. Los síntomas son sed excesiva, alta glucosa en sangre, orina frecuente y niveles altos de azúcar en la orina.

Grasa no deseada

La obesidad no es algo que sucede de la noche a la mañana, se desarrolla poco a poco a causa de una mala dieta y estilo de vida. De acuerdo con el Harvard School of Public Health, los estudios en adolescentes y adultos demostraron que el consumo regular de comidas rápidas conduce al aumento de peso y la obesidad. Del mismo modo, la evidencia sugiere que los alimentos como las bebidas endulzadas con azúcar y granos refinados multiplican el riesgo de aumento de peso, la obesidad y la diabetes. La Harvard School of Public Health dice, además, que la incorporación de granos enteros, frutas y verduras en tu dieta puede ayudarte a mantener un peso estable. Esto se debe a que su contenido en fibra retarda la digestión y ayuda a mantener el hambre a raya.

El deterioro de la salud mental

Según un artículo publicado en la edición de "Indian Journal of Psychiatry," las dietas de las personas que sufren de trastornos mentales entre abril y junio de 2008 como la depresión, el trastorno obsesivo-compulsivo, la esquizofrenia y el trastorno bipolar, tienen una falta de nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y los ácidos grasos omega-3. El estudio afirma además que hacer malas elecciones de alimentos puede contribuir a la depresión, que se caracteriza por el estado de ánimo deprimido, pérdida de apetito y el aumento de la tristeza y la ansiedad. Las deficiencias en los neurotransmisores, sustancias químicas del cerebro que transitan la información de una neurona a otra, como el ácido gamma-aminobutírico, la noradrenalina, la dopamina y la serotonina pueden conducir a la depresión. Las personas con enfermedad mental por lo general sufren de deficiencias en nutrientes comunes como las vitaminas B, minerales, aminoácidos y ácidos grasos omega-3. Estos nutrientes son los precursores de los neurotransmisores.

Más galerías de fotos



Escrito por mala srivastava | Traducido por carlos alberto feruglio