Signos y síntomas de fuga en los implantes de senos

De acuerdo con un reporte de junio de 2011 de la U.S. Food and Drug Administration, un estimado de 5 millones a 10 millones de mujeres en el mundo tienen implantes de senos. Usados por razones cosméticas o para aumentar el tejido mamario después de una cirugía de cáncer, estos dispositivos están llenos de solución salina o gel de silicona. Se pueden romper debido a la edad, a un trauma, a procedimientos médicos o por otras razones. Los signos y síntomas de una fuga en un implante de seno varían, dependiendo del tipo de dispositivo. La fuga en los implantes regularmente requiere remoción y reemplazo, si se desea.

Pérdida de volumen

Los implantes rellenos de solución salina contienen agua salada estéril. Si este tipo de implante se rompe, el líquido fluye fuera del contenedor y es absorbido en el cuerpo. No experimentarás ningún síntoma por la fuga, pero el implante se desinflará y tu seno perderá volumen. El área alrededor del implante desinflado regularmente se endurece y se contrae con el tiempo, una condición llamada contractura, a menos de que tu cirujano remueva el implante afectado en las primeras 2 o 3 semanas. La pérdida de volumen también puede ocurrir si el implante de silicona se rompe y desarrolla una pequeña fuga fuera del contenedor.

Deformidad

Debido a que los contenidos de un implante relleno de gel de silicona son más densos que el líquido en un implante de solución salina, podría no haber una fuga en un contenedor desgastado. Por otro lado, si la silicona se sale, podrías notar una deformidad en el tamaño o la forma del seno debido a la formación de tejido cicatrizal, o contractura.

Signos y síntomas locales

Cuando un implante de silicona se rompe y tiene fuga fuera del contenedor, puedes notar cambios en el tejido alrededor del implante. Tu piel podría lucir roja e inflamada y el seno podría parecer inflamado. Podrías sentir pequeños bultos de líquido cerca del implante o notar incomodidad en tu hombro o brazo del lado de la fuga. Podrías sentir adormecido el pecho o desarrollar hormigueo, ardor o dolor en el área afectada.

Imagenología diagnóstica

Si tu médico sospecha de una ruptura silenciosa de un implante relleno de silicona, la imagenología puede ayudar con el diagnóstico. La resonancia magnética del pecho puede identificar las rupturas de un implante en el 90% de los casos, de acuerdo con un reporte de julio de 2008 publicado en "European Radiology". En contraste, las mamografías únicamente pueden identificar las rupturas en los implantes aproximadamente el 25% de las veces.

La silicona y las condiciones médicas

El uso de los implantes rellenos de silicona ha aumentado las preocupaciones sobre la posibilidad de que las fugas provoquen condiciones médicas serias como esclerodermia, fibromialgia y otras enfermedades del tejido conectivo. De hecho, la FDA retiró del mercado estos dispositivos en febrero de 1992 debido a las preocupaciones de seguridad. Dos nuevos tipos de implantes rellenos de gel de silicona fueron aprobados en 2006. Después de una extensa revisión de estudios de investigación relacionados con las completas las potenciales de dichos implantes, la FDA concluyó en 2011 que los dispositivos no están asociados con el desarrollo de cáncer de mama, enfermedades del tejido conectivo o problemas con la fertilidad y el embarazo.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por laura de alba