Signos y síntomas del dolor abdominal

El dolor abdominal es una queja común. Las causas del dolor abdominal generalmente son benignas, pero algunos signos y síntomas deben alertar sobre la posibilidad de una enfermedad grave. Otras características del dolor que son importantes en la evaluación de tu causa son la ubicación, la duración y los síntomas asociados.

Ubicación del dolor

El abdomen se divide en cuatro cuadrantes, superior derecho e inferior y superior izquierdo e inferior. Según The Merck Manuals Online Medical Library, cada cuadrante contiene un conjunto de órganos abdominales que, cuando se ven afectados, se localizará el dolor de esa zona. Por ejemplo, el dolor de apendicitis por lo general se localiza en el cuadrante inferior derecho, que es donde se encuentra el apéndice. La gastritis y otras dolencias estomacales causan dolor en los cuadrantes superiores del abdomen, a lo largo de la línea media. Las condiciones hepáticas localizan el dolor en el cuadrante superior derecho, justo debajo de la caja torácica.

Duración del dolor


La duración del dolor es importante en la determinación de si la causa es una condición aguda o crónica.

La duración del dolor es importante en la determinación de si la causa es una condición aguda o crónica. Un dolor agudo, que comienza repentinamente, puede ser causado por afecciones quirúrgicas como la apendicitis, diverticulitis, cálculos renales o quistes ováricos. El dolor crónico es de mayor duración, y es a menudo un dolor sordo y persistente que empeora a medida que pasan los días y las semanas. Algunas de las posibles causas de dolor abdominal crónico incluyen los cálculos biliares, gastritis, reflujo gastroesofágico, pancreatitis crónica y enfermedad inflamatoria intestinal.

Los síntomas asociados

A menudo, los síntomas que acompañan al dolor abdominal también pueden ayudar en el diagnóstico de la causa. El vómito y la diarrea son señales de una infección gastrointestinal, también conocida como gripe estomacal o intoxicación por alimentos. La fiebre puede acompañar gastroenteritis, apendicitis, pancreatitis e infecciones renales. La ictericia se asocia generalmente con la enfermedad hepática, como hepatitis o cirrosis hepática, una enfermedad crónica de la cicatrización del tejido hepático. La sangre en las heces puede estar relacionada con la enfermedad inflamatoria del intestino, que incluye enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa; a la enfermedad crónica del hígado, y el cáncer de colon.

Los signos de enfermedades graves


Ciertos signos y síntomas deben alertar a uno de la posibilidad de una enfermedad grave.

Ciertos signos y síntomas deben alertar a uno de la posibilidad de una enfermedad grave. Un abdomen rígido con dolor severo, una fiebre que acompaña, palidez y taquicardia se asocia con peritonitis, una infección del revestimiento de la pared abdominal que puede resultar de la perforación intestinal, como la ruptura del apéndice, que puede llevar a la sepsis, o infección bacteriana y abrumadora, y la muerte. La distensión abdominal y el dolor y la ausencia de movimientos intestinales o sonidos intestinales pueden indicar una obstrucción intestinal. Una diarrea sanguinolenta persistente y pérdida de peso pueden ser un signo de enfermedad intestinal inflamatoria o cáncer.

Más galerías de fotos



Escrito por ruben j. nazario | Traducido por luciano ariel castro