Signos y síntomas de la deficiencia de la vitamina B-12 y vitamina D

La vitamina B12 es una vitamina soluble en agua que es parte del complejo B responsable del metabolismo de la energía, la formación de glóbulos rojos y el funcionamiento neurológico. La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que es mejor conocida por tener una relación de interdependencia con el calcio para ayudar en la absorción para la construcción y mantenimiento de huesos y dientes fuertes. La vitamina D también está vinculada a la mejora de la inmunidad y la disminución de la inflamación. Es posible llegar tener deficiencias en una o ambas de estas vitaminas.

La deficiencia de vitamina B12

La vitamina B12 es una vitamina soluble en agua, lo que significa que tenemos que consumir esta vitamina diaria de los alimentos y la suplementación. Cuando se toma en exceso, se excreta diariamente en la orina. Algunas personas en particular los adultos mayores, las personas con anemia perniciosa y aquellas con niveles reducidos de la acidez estomacal o trastornos intestinales tienen dificultad para absorber la vitamina B12 y como resultado, la deficiencia de vitamina B12 es común y afecta a entre 1.5 y el 15 por ciento de la población en general, de acuerdo con Medline Plus. Los signos y síntomas de la deficiencia incluyen fatiga, debilidad, estreñimiento, pérdida de peso y cambios neurológicos. Los grupos en riesgo de deficiencia de vitamina B12 incluyen los vegetarianos, las personas con anemia perniciosa, las mujeres embarazadas y lactantes y los que han tenido una cirugía gastrointestinal, incluyendo el bypass gástrico.

Deficiencia de vitamina B

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa, lo que significa que el cuerpo almacena el exceso en el tejido adiposo y el hígado. Podemos obtener la vitamina D de fuentes dietéticas y sintetizarla a partir de la luz solar directa. Una deficiencia de vitamina D puede ocurrir cuando la ingesta es inferior a los niveles recomendados a través del tiempo, la exposición a la luz solar es limitada, los riñones no pueden convertir la vitamina D a su forma activa o la absorción de la vitamina D del tracto digestivo es insuficiente, según los National Institutes of Health. Los síntomas de una deficiencia de vitamina D pueden incluir la pérdida ósea y la debilidad muscular. La pérdida de hueso puede llevar a la osteopenia y la osteoporosis con el tiempo, lo que puede conducir a un mayor riesgo de fracturas.

Pruebas de laboratorio y diagnóstico

Las deficiencias de vitaminas pueden ser diagnosticadas mediante pruebas de sangre y evaluación. Los pacientes que experimenten signos y síntomas de una deficiencia deben consultar a su proveedor de atención de la salud, quién realizará la prueba adecuada. El tratamiento de una deficiencia de vitamina B12 y D incluye la adopción de tales vitaminas, por lo general a una dosis más alta durante un período de tiempo y a continuación se repite el análisis de sangre para evaluar si los niveles han alcanzado un rango terapéutico. A veces, pueden necesitar ser tratados con inyecciones intramusculares de vitamina B12.

Más galerías de fotos



Escrito por laura candelaria | Traducido por gabriela nungaray