Signos y síntomas de deficiencia de hierro en adolescentes

La deficiencia de hierro y la anemia son dos piezas de una condición que frecuentemente afectan a los adolescentes: fatiga. Los adolescentes pueden estar cansados por otras razones, como permanecer despiertos hasta tarde para hacer la tarea o estudiar para exámenes, actividades extracurriculares o tratar de manejar un trabajo y la escuela, pero la anemia por deficiencia de hierro puede empeorar las cosas. Los signos y síntomas de la deficiencia de hierro pueden ser sutiles y fáciles de pasar por alto.

Deficiencia de hierro

La deficiencia de hierro puede ser el resultado de tener un incremento en las necesidades de hierro. La pérdida de sangre por períodos menstruales abundantes puede provocar una deficiencia de hierro, al igual que donaciones frecuentes de sangre o sensibilidad a los alimentos. El hierro también puede ser deficiente si no consumes suficientes alimentos que contengan cierro o no puedes absorber lo que ya consumes. Los vegetarianos tienen un riesgo incrementado de deficiencia de hierro debido a que el cierro de los alimentos vegetales no se absorbe también como el hierro de las fuentes animales.

Anemia

Los síntomas de anemia se relacionan principalmente con el transporte de oxígeno. Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, una proteína que transporta oxígeno de los pulmones a las células en el cuerpo. El hierro es un componente integral de la hemoglobina. La anemia por deficiencia de hierro, la causa más común de anemia en los adolescentes estadounidenses, de acuerdo con KidsHealth.org, provoca una baja en los glóbulos rojos y la hemoglobina. Conforme los niveles de hemoglobina caen por debajo de lo normal, comienzan a aparecer los síntomas.

Fatiga, palidez, taquicardia

El síntoma más común de la deficiencia de hierro en los adolescentes es la fatiga. La disminución en el oxígeno disponible debido a una hemoglobina inadecuada significa que las células del cuerpo no pueden llevar a cabo sus propias funciones metabólicas. Los glóbulos rojos proporcionan el color rosado normal a la piel, así que una persona con anemia puede estar pálida. Tu corazón latirá más rápido porque está tratando de obtener la cantidad requerida de oxígeno para el cuerpo al acelerar la circulación.

Otros síntomas

Incluso antes de que la anemia se desarrolle, la deficiencia de hierro puede afectar tus funciones mentales. Puedes tener dificultad para concentrarte, recordar cosas o aprender algo nuevo. Conforme progresa la anemia por deficiencia de hierro, puedes sentirte cansado todo el tiempo y falto de aliento. Subir escaleras o ejercitarte puede ser un esfuerzo mayor, porque tu cuerpo no puede responder a la demanda adicional de oxígeno. Los dolores de cabeza son otro síntoma de la anemia por deficiencia de hierro. Puedes sentir frío todo el tiempo, tener la lengua inflamada o ser más susceptible a infecciones.

Diagnóstico y tratamiento

Síntomas como la fatiga y la palidez indican una posible deficiencia de hierro y la anemia resultante. Las pruebas de sangre pueden determinar los niveles de hierro en el cuerpo, el número de glóbulos rojos que tienes y el nivel de tu hemoglobina. La deficiencia de hierro se puede corregir con cambios en la dieta, pero también necesitarás suplementos de hierro. Como la deficiencia por hierro puede ser provocada por factores diferentes a la dieta, es importante el diagnóstico correcto. Si tienes preguntas o preocupaciones consulta a un profesional de la salud.

Más galerías de fotos



Escrito por beth greenwood | Traducido por laura de alba