Signos y síntomas de comer muy pocas calorías

El cuerpo humano requiere cierta cantidad de calorías para funcionar, incluso aquellos que son sedentarios. No consumir suficientes calorías para cumplir con esas necesidades básicas puede provocar una variedad de molestias físicas y mentales, de leves a severas. Saber cuántas calorías necesita tu cuerpo te puede ayudar a evitar cualquier problema que podría surgir por no comer suficiente.

Calorías necesarias

La cantidad de calorías que el cuerpo humano necesita para funcionar a un nivel básico es conocida como tasa metabólica basal, o BMR (por las siglas en inglés de basal metabolic rate). La BMR es la cantidad de calorías que necesita tu cuerpo, mientras estas en descanso, para realizar funciones básicas como la circulación sanguínea, el funcionamiento de órganos, la respiración y la regulación de la temperatura. Tu cuerpo también necesita calorías adicionales para proporcionar energía para otras actividades, incluyendo la digestión, el ejercicio y las actividades básicas de la vida diaria.

Indicadores leves

En términos médicos, un signo es considerado un fenómeno objetivo, como un problema físico que se puede observar como una erupción, mientras que los síntomas son subjetivos, lo que significa que son lo que el paciente siente. No comer suficientes calorías puede conducir a una variedad de signos y síntomas. Los síntomas leves pueden incluir mareo, sentir hambre, irritación, temblores y cansancio. Éste es el resultado de un nivel bajo de azúcar en la sangre (llamado glucosa, que es el combustible básico del cuerpo) para realizar sus funciones necesarias. Ésta es una condición conocida como hipoglucemia. De acuerdo con el National Diabetes Information Clearinghouse, los signos y síntomas leves regularmente desaparecen si comes o bebes algo que contenga suficiente glucosa, como un vaso de jugo de naranja o alguna fruta.

Indicadores severos

Consumir muy pocas calorías durante un período de tiempo largo puede dar como resultado problemas serios, siendo los más notables la malnutrición y la inanición. Si estás mal nutrido, tu cuerpo está siendo privado de los nutrientes, calorías y vitaminas necesarias para funcionar, lo que puede al final conducir a la forma más severa de malnutrición: la inanición. Los síntomas de la reducción prolongada en la ingesta de calorías son similares a los síntomas leves, pero son más pronunciados. En lugar de sentirte cansado, por ejemplo, te sientes extremadamente fatigado. Los signos de la inanición pueden incluir caída del cabello, temperatura corporal disminuida, pérdida de peso severa, anemia, encogimiento de órganos, baja presión arterial y trastornos en el sistema inmunológico. El sistema digestivo también puede verse dañado, lo que provoca diarrea crónica y hace más lento el metabolismo. Tratar la inanición regularmente requiere atención médica, además de consumir más calorías.

Problemas a largo plazo

No comer una dieta balanceada puede dar como resultado problemas a largo plazo si no se rectifica, particularmente en los niños y las mujeres embarazadas. Los niños que no están apropiadamente nutridos durante su infancia pueden experimentar un alto en su crecimiento, debido a que sus huesos no reciben suficientes nutrientes. La malnutrición a largo plazo también afecta la capacidad mental general de un niño y puede dar como resultado un daño permanente a su cerebro y control motor. Los problemas comunes incluyen puntuaciones de IQ disminuidas, problemas de aprendizaje, falta de habilidades sociales y reducción en las habilidades del lenguaje y resolución de problemas. Las mujeres embarazadas que no consumen una dieta balanceada pueden experimentar síntomas de inanición con mayor rapidez. Y el niño que tienen en su vientre experimentará problemas también, tales como bajo peso al nacer y una aparición más temprana de enfermedades degenerativas crónicas más adelante en la vida. La mortalidad infantil se debe comúnmente a la malnutrición, particularmente en los países subdesarrollados.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por laura de alba