Signos y síntomas de las alergias a la hierba

Las tasas de alergia a la hierba está entre las tres principales, junto con las alergias al polen de ambrosía y a las del árbol abedul. Las personas con alergias al polen desarrollan rinitis alérgica, una reacción provocada por el polen de ciertas plantas, ya que se libera en el aire. La hierba poliniza a principios de la primavera y durante el verano y los granos de polen se extienden por todo el medio ambiente por el viento. En su recorrido, parte de este polen es inhalado por los seres humanos y los animales, causando una amplia gama de signos y síntomas de las alergias a las gramíneas en los que tienen una sensibilidad al polen.

Irritación de ojo

Entre los síntomas más comunes de la rinitis alérgica causada por una alergia a la hierba están la picazón en los ojos y los ojos llorosos. La conjuntivitis alérgica puede ocurrir, que causa la inflamación de los párpados. Esta afección se caracteriza por un aspecto enrojecido, hinchado en el área de los ojos y a veces estimula el exceso de las secreciones oculares que forman una costra en el párpado. Las ojeras, comúnmente llamadas ojeras alérgicas, pueden aparecer bajo los ojos del enfermo también.

Los síntomas respiratorios

Los síntomas nasales son prominentes con la rinitis alérgica. La picazón en la nariz y estornudos son problemas comunes, como son la congestión y goteo post-nasal. El dolor de garganta es común y a menudo va acompañado de una tos seca constante. Algunas personas que sufren alergia a la hierba pueden experimentar problemas respiratorios que van desde sibilancias leves a graves ataques de asma.

Reacciones de la piel

Las personas con alergia a la hierba podrían experimentar reacciones en la piel cuando tienen contacto directo con el polen de hierba. Estos ocurren con mayor frecuencia en las manos y los dedos durante actividades como cortar el césped, pero pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Estas reacciones van desde una irritación leve, incluso picor y enrojecimiento a erupciones cutáneas y urticaria. En casos raros, algunas personas alérgicas pueden tener reacciones severas al contacto directo hierba, se asemeja a un shock anafiláctico, que puede ser potencialmente mortal.

Malestar general

Muchas personas que padecen alergia a la hierba simplemente se sienten cansadas ​​durante la temporada de polen, una sensación general de malestar que afecta en gran medida a la calidad de vida de algunas personas durante la temporada de alergias. Una sensación de fatiga extrema es un motivo de consulta frecuente y el sueño es a menudo interrumpido por los síntomas de alergia. Las personas que sufren rinitis alérgica a menudo se quejan de la "niebla cerebral", sintiéndose mentalmente lento y desconectado, con dificultad para concentrarse. La rinitis alérgica puede causar una pérdida del sentido del olfato y el gusto, lo que puede reducir el disfrute de la comida, lo que afecta el apetito. La irritabilidad es común, ya que son frecuentes los dolores de cabeza, cambios de humor e incluso náuseas para aquellos que se ven afectados por las alergias estacionales.

Más galerías de fotos



Escrito por melinda l. secor | Traducido por gabriela nungaray