Los signos de una rotura de ligamentos en el dedo

Los ligamentos son fuertes bandas de tejido conectivo que unen un hueso con otro. Estas estructuras mantienen tus articulaciones estables mientras te mueves. Las lesiones del ligamento del dedo pueden causar complicaciones a largo plazo si no se diagnostican con prontitud. Incluso con el tratamiento adecuado, pueden desarrollarse deformidades del dedo permanentes. Consulta a tu médico si notas signos de un ligamento desgarrado.

Inestabilidad de la articulación

Los ligamentos soportan cada lado de las articulaciones individuales de los dedos. Estas estructuras mantienen los huesos de los dedos en la posición correcta. Los ligamentos a ambos lados de la articulación media de los dedos son los más afectados. Tales lesiones son conocidas a veces como "dedos atascados." Cuando un médico aplica presión en una articulación que ha sufrido una rotura de ligamento, puede encontrar que el dedo se mueve excesivamente hacia un lado, lo que indica que el ligamento está estirado o desgarrado. La inestabilidad articular también puede impedirte doblar o enderezar completamente tu dedo.

La movilidad excesiva

La placa volar es una banda resistente de tejido conectivo que cruza el frente de las articulaciones en el medio de los dedos. Estas estructuras impiden que los dedos se doblen demasiado hacia atrás. Las placas palmares se pueden desgarrar parcialmente o en su totalidad, en particular si el dedo se ve forzado hacia atrás. Una lesión en la placa volar también puede extraer parte de los huesos, lesión conocida como fractura por avulsión. La hiperextensión o excesiva inclinación hacia atrás, puede ser un signo de una placa volar desgarrada. Esta lesión también puede hacer que la articulación del dedo se disloque, haciendo que el dedo se vea torcido.

Dolor y debilidad

Las lesiones del ligamento del dedo por lo general causan dolor agudo en la articulación afectada. El área puede también presentar un moretón, y todo el dedo puede hincharse. Estos signos ocurren poco después de la lesión. Dentro de unas semanas, los moretones y la hinchazón normalmente desaparecen. Sin embargo, el dolor a menudo se prolonga durante varios meses mientras el ligamento sana. Puede desarrollarse una debilidad en el dedo o una menor estabilidad de la articulación, por lo que las tareas motoras finas se vuelven más difíciles.

Más galerías de fotos



Escrito por charis grey | Traducido por natalia pérez