Los signos de pre-pubertad en las niñas

Cuando el cuerpo de una joven se prepara para la pubertad, muchos cambios comiencen a suceder. Estos cambios significan el comienzo de su viaje a la edad adulta y el estar preparada para estos cambios ayudará a hacer que estas transiciones sean más suaves y menos estresante para ella y sus padres. Saber qué esperar y tener abiertas las líneas de comunicación con sus padres van a aliviar su mente y le ayudarán a recordar que este es un proceso natural y permanente.

Olor corporal

Uno de los primeros indicadores de la aparición de la pubertad es un cambio en el olor corporal. El olor de dulce niña de repente necesita desodorante o antitranspirante y un baño diario o ducha se hace necesario para una buena higiene. Asegúrale a tu hija que esto es natural y que puede ser tratado con facilidad y eficacia bañándose con regularidad.

Desarrollo de los senos

Los senos comienzan a desarrollarse. Comienzan como hinchazones ligeras debajo de los pezones y puede que los dos no crezcan al mismo ritmo. Esto puede ser aterrador para una chica joven en un primer momento. Asegúrale que el crecimiento se equilibrará durante unos meses y que esto es una situación común entre las chicas de su edad. La compra de sostenes regular o de formación pueden ayudarle a sentirse desarrollada y madura y proporcionarle apoyo mientras su cuerpo se sigue desarrollando.

Aumento de altura y peso

Su altura y peso pueden aumentar dramáticamente. Este es el único momento en su vida que ella puede crecer incluso más que cuando era un bebé. Ella puede sentir que sus manos y pies son demasiado grandes para ella, por lo que debes hacerle saber que el resto de su cuerpo se equilibrará con estos en unos pocos años. Los niños se desarrollan a un ritmo más lento por lo que ella puede ser más alta que la mayoría de los varones de su misma edad durante un tiempo.

Crecimiento de vello y acné

Los vellos comienzan a crecer en las axilas y alrededor de la zona vaginal. Estos luego serán más gruesos, abundantes y rizados a medida que ella vaya adentrándose más en la pubertad. También puede experimentar acné en la espalda o en la cara a medida que la producción de la hormona comienza a afectar su organismo.

Impacto de los hormonas

Las hormonas, especialmente el estrógeno, serán liberados por la glándula pituitaria, lo que puede dar lugar a cambios de humor, depresión, irritabilidad y sensibilidad. Deja que tu pre-adolescente sepa que estás enterado de esos cambios por los que está atravesando y que entiendes que ella no se puede sentir como ella durante unos meses. Ayúdala a controlar sus emociones e impulsos repentinos asegurándole todo el tiempo que estos son sentimientos naturales y que son etapas que cada mujer joven atraviesa.

Más galerías de fotos



Escrito por sheryl faber | Traducido por javier enrique rojahelis busto