Los signos de una infección en la herida abierta

La mayoría de las heridas abiertas se curan espontáneamente si se mantienen limpias y secas. A veces, el uso de medicamentos tópicos como el peróxido o bacitracina pueden ayudar en la curación de heridas. Sin embargo, una herida abierta puede infectarse fácilmente. Es muy importante que sepas cuáles son los signos y síntomas que debes buscar. Ellos incluyen enrojecimiento, hinchazón, secreción y fiebre.

Enrojecimiento e hinchazón

Si el área que rodea la herida se torna cada vez más dolorosa, enrojecida e hinchada, esto puede indicar las primeras etapas de una infección. Mantén la herida limpia y seca, y vigílala de cerca. Si la persona con la herida es diabética, debe ser vista inmediatamente para cualquier tipo de herida porque su cuerpo no la va a curar, y está muy predispuesta a la infección.

Descarga y drenaje


Si comienzas a notar una descarga o drenaje proveniente de una herida, esto es un signo de infección inminente.

Si comienzas a notar una descarga o drenaje proveniente de una herida, esto es un signo de infección inminente. Si el drenaje no es de color claro, es de color amarillo o verde y semejante al pus, se trata de una herida infectada. No debe tener un olor fétido. En este punto, el médico debe inspeccionar la herida.

Fiebre

La fiebre es un signo de infección sistémica. Una herida abierta puede infectarse, y si no se trata oportunamente continuará extendiéndose por todo el cuerpo. Si la persona experimenta los síntomas mencionados anteriormente, así como la fiebre, el médico debe ser contactado inmediatamente. Un antibiótico puede ser necesario para facilitar la curación.

Más galerías de fotos



Escrito por laura candelaria | Traducido por luciano ariel castro