Signos de dentición en un bebé de 3 meses de edad

La mayoría de los bebés corta su primer diente alrededor de los seis meses de edad, pero otros pueden comenzar el proceso de dentición alrededor de los tres o cuatro meses, según el Manual del Bienestar del Niño del Departamento de Servicios Sociales. La molestia que los bebés sienten durante este proceso puede manifestarse con varios síntomas. Si tu bebé comienza a sufrir síntomas relacionados con la dentición a los tres o más meses de edad, la Academia Norteamericana de Pediatría recomienda descartar otras causas más graves antes de atribuirlas a la dentición.

Irritabilidad

Los bebés en proceso de dentición pueden estar mas molestos e irritables que lo normal debido a la molestia que sienten en la zona de las encías cuando un diente está por crecer. La Academia Norteamericana de Pediatría dice que esta irritabilidad aparecerá desde cuatro días antes de que el diente crezca hasta tres días después de que aparece. Si tú y el pediatra de tu bebé han descartado otras causas posibles y la irritabilidad persiste, La Información de Salud de Georgia sugiere darle a tu bebé ibuprofeno o paracetamol para aliviar su molestia.

Fiebre leve

Aunque hay un aumento significativo en la temperatura corporal durante el proceso de dentición, las encías inflamadas de un bebé pueden provocar fiebre leve, de acuerdo a la Academia Norteamericana de pediatría. Si la temperatura de tu bebé alcanza los 102 grados (38 grados centígrados) o más alta, consulta con el pediatra para determinar la causa.

Encías inflamadas

A medida que los dientes comienzan a empujar las encías de tu bebé, puedes notar inflamación, enrojecimiento y posiblemente contusiones. Algunas pocas soluciones ayudarán a aliviar la irritación de las encías de tu bebé. Prueba masajearlas con un dedo limpio o con una tela mojada con agua fría; la presión aliviará temporalmente el dolor. Un aro para dentición bien frío también aliviará el dolor, pero que esté hecho con goma en lugar de darle la variedad que está llena de líquido. La Información de Salud de Georgia dice que los aros rellenos con líquido se pueden romper con la presión de la mordedura de tu bebé.

Aumento de saliva

Cuando un diente de tu bebé está por salir, puede producir más saliva que de lo normal. Aunque es algo común en él desarrollo de un bebé, a veces aumenta en la fase de dentición. La revista para padres a la que contribuye la editora Margaret Renkl escribe que la saliva excesiva puede hacer que el bebé desarrolle un zarpullido en su pecho, cuello y mentón. Ella sugiere el uso de un babero o cubrir las zonas susceptibles con una capa fina de jalea de petróleo para evitar que se desarrolle el zarpullido.

Más galerías de fotos



Escrito por heidi a. reeves | Traducido por marina boninni